domingo, junio 16, 2024
ContenidoPortadillas

Taylor Swift EL FENÓMENO

Taylor nació el 13 de diciembre de 1989 en Pennsylvania, Estados Unidos. Hija de Scott, asesor financiero y de Andrea, que antes de dedicarse a sus tareas en casa, fue ejecutiva de comercialización de fondos de inversión. Tiene un hermano, Austin, dos años menor que ella.

Ella recuerda con cariño y nostalgia su infancia que marcó su personalidad cercana, solidaria y amante de los animales ya que aquellos años en una granja “para mi -como confiesa- fueron y serán inolvidables”.

Vivió aquellos años en esa granja donde se cultivaban árboles de Navidad y en la que Taylor disfrutaba de los más diversos animales sin descuidar sus estudios de primaria en la escuela de Reading, su ciudad natal.

Siendo muy jovencita comenzó a sorprender por su creatividad en todos los sentidos: teatro, música, poesía, tanto fue así que se convirtió en la ganadora de un concurso de poesía, pero a nivel nacional… 

También, en aquella dorada infancia, se mostró amante del teatro musical y, unos años después,  comenzó a destacar -sorprendentemente-, como compositora de unas cuantas canciones que comenzaron a señalarla como futura artista…

Con solo nueve años comenzó a actuar en diferentes producciones y, cinco años más tarde, al cumplir los catorce, cuando su familia se radicó cerca de Nashville, como nos recuerdan quienes han escrito sobre su vida, “escribió algunos temas con compositores de la zona y gracias a su participación en un concurso de ‘The Bluebird Café’, conoció a Scott Borchetta, que le ofreció un contrato discográfico con Big Machine Records”.

En su presentación madrileña donde fue merecedora de un éxito apabullante, momento del que ALGENTE fue testigo en sus dos horas y media de concierto, sonaron varias de las canciones inspiradas por ella misma. En ese sentido, recordemos que “si por algo se caracteriza Taylor Swift es por su habilidad para escribir canciones personales y emotivas. Autora de temas para sus propios álbumes, así como para otros artistas”.

“Su primer álbum, fue ‘Taylor Swift’, que se estrenó el 24 de octubre de 2006.

Un año después, fue galardonada con el premio de la Asociación de Compositores de Nashville al mejor cantante y compositor, siendo la artista más joven en recibirlo hasta esa fecha.

Su segundo álbum de estudio, ‘Fearless’, fue lanzado en los Estados Unidos el 11 de noviembre de 2008, siendo todas las canciones escritas o coescritas por ella misma. Vendió en los Estados Unidos 6.173.000.  Su primer sencillo ‘Love Story’ se convirtió en un éxito pop y country.

En 2009 aparece por primera vez en ‘Saturday Night Live’, y en la 44 edición de los ‘Academy of Country Music Awards’, le fue entregado el premio de ‘Álbum del año’, siendo la artista más joven en recibirlo. ‘Fearless’ se convirtió en el álbum más premiado en la historia de la música country.

Debutó en el cine a principios de 2010 en la película ‘Valentine’s Day’. Para la banda sonora contribuyó con la canción ‘Today Was a Fairytale’, que vendió en su primera semana a la venta 1.000.000 de copias.

Según la lista ‘The Celebrity’ de la revista Forbes, Swift ganó 18 millones de dólares en 2009, 45 millones en 2010, 45 millones en 2011, 57 millones en 2012, 55 millones en 2013, 64 millones en 2014 y así, sucesivamente (dólar arriba, dólar abajo) en los diez años siguientes hasta su última y brillante presentación en Madrid.”

Por su trabajo y logros como una de las artistas más prolíficas y célebres de su generación, recibió un doctorado honorario en Bellas Artes de la Universidad de Nueva York.

Es indudable que Taylor ya ha marcado un hito en la historia de la música y los Grammy, los premios más prestigiosos de la industria, al convertirse el pasado 6 de febrero en la primera en lograr su cuarto galardón por el mejor álbum del año.

Taylor que creció en un hogar estructurado, con buenas condiciones económicas, lo que le ayudó en su batalla en busca del éxito, es una profesional muy preparada que además de todo lo dicho, toca la guitarra, el piano, el ukelele, la guitarra eléctrica y el bajo.

Quienes la han tratado de cerca, destacan de ella la empatía como su cualidad más interesante de Taylor Swift: la empatía.

Es la mujer que empezó componiendo en aquella granja que mencionábamos, teniendo como ‘público’ de excepción a sus padres y a su hermano, que desde siempre la han apoyado para que nunca bajara los brazos.

Una artista colosal que ha llegado a vender más de cincuenta millones de sus once álbumes y a sentirse orgullosa (aunque nunca ha perdido la humildad) de tener más de 150 millones de descargas digitales de sus sencillos…

Si esa satisfacción no fuera suficiente, subrayar que es la justa merecedora de catorce premios Grammy… ¡Casi nada!

Como en su día escribió en ‘El País’, el periodista británico Mark Simpson, profesional especializado en la faceta musical:

“Swift es un producto accesible a su público, mayoritariamente mujeres que se identifican con su éxito, su lucha y sus ansias de poder en lo que, entienden, es un mundo de hombres. El hecho de que no sea un talento torturado o un genio es un añadido…. ¡Su mayor éxito es tener éxito!”

Sentimental, romántica, noble y volcada cien por cien a esa entrega con la que conquista en los escenarios, cada vez que comienza una más de sus incesantes y largas giras mundiales, lo primero que echa en falta es a su compañía predilecta: su adorada gata.

Taylor Swift ¡un fenómeno!

                                                                                                ©Bayres/ALGENTE

                                                                              Fotos/Redes Sociales/álbum familiar Taylor Swift