domingo, junio 16, 2024
ContenidoEl túnel del tiempo

Silvia Tortosa

“ ¡Cambiar de cama sin avisar, es alta traición!”

Hoy vamos a recordar sus mejores respuestas, sus reflexiones en aquella entrevista en la que, a pesar de que la vimos radiante, ya se encontraba enferma, aunque no lo demostrara.

-No hay fórmulas secretas para mantenerse bien, simplemente, a medida que vamos cumpliendo años, debemos hacer lo contrario de lo que solíamos hacer: comer menos, movernos más, estar mentalmente activos y beber mucha agua.

¿De dónde sacas tanta energía, Silvia?

-De lo dicho… Soy una mujer que no para. Desde jovencita, me convencí que los azúcares, los bollos y los excesos de grasa y de carbohidratos no iban con la salud y eso me ha ahorrado millones de calorías. Ahí radica mi energía: practicar un régimen alimenticio saludable.

¿Qué nos dices de la política?

-A mí me han tirado los tejos varios partidos políticos… No me he decantado aún, aunque -sin duda- llegado el caso, yo apoyaría al que me demuestre que está realmente dispuesto a ayudar a los autónomos, a las pymes, a los trabajadores y a encerrar en la cárcel a todos los sepulcros blanqueados que pululan por los cargos públicos y que no salgan hasta que no hayan devuelto hasta el último céntimo de lo robado a los contribuyentes.

¿Cómo has logrado ser tan independiente?

-Mis padres me clavaron en el cerebro desde que era muy jovencita, esta frase: ”Gánate la vida por ti misma y jamás dependas de nadie para sobrevivir”.

Ahora que, como decimos, se ha venido hablando de Silvia y de sus relaciones sentimentales, veamos que nos contestó textualmente sobre la importancia que le daba al amor…

-El amor es fundamental y sobre todo ayuda un montón tener como pareja a un hombre más joven. Teniendo en cuenta que las mujeres envejecemos mejor, mi frase favorita es que “la mujer, como la fruta: mejor madura”.

No podemos dejar de recordar, asimismo, lo que nos contestó sobre la infidelidad:

-¡Cambiar de cama sin avisar, es alta traición!

Sobre el maltrato, una vez más estuvo bordada:

-Al primer atisbo de maltrato, hay que poner de patitas en la calle al maltratador y denunciarlo por más enamorada que una mujer esté. Un corazón herido se cura en meses… Un corazón atravesado por una cuchillada, no se cura…

                                                                                            ©Bayres/ALGENTE 

Fotos©Liliana Cozzi