jueves, junio 20, 2024
ContenidoLas mil y una de Ruphert

RUPHERT_116

Este 6 de noviembre es el día del Santo Beato Ruperto Mayer, al que se le venera muchísimo en Múnich donde se forman largas colas para entrar a verlo, lo recuerdo cuando lo visité hace 40 años y es curioso porque en Alemania hay muy pocos santos. En aquel momento me llevó mi pareja, un alemán maravilloso, que era notario… Era muy guapo, alto y elegante…  Está enterrado en la Catedral de Múnich y otra curiosidad: murió dando misa a los 35 años. Mi deseo es volver para revivir esos recuerdos maravillosos, le tengo devoción y ¡se llama como yo! Se fue tan joven, pero bueno, pienso que era un ser que tenía que morir porque era como un inspector que vino a revisar el mundo y justo se cruzó en mi camino… Este mes también, el 17, está una Santa que además, fue reina: Isabel de Hungría, muy venerada y muy querida, la tengo en imagen.

Quiero felicitar a Javier Sierra (a quien peino desde hace 30 años) por el Premio Planeta que ha recibido. Hemos hecho mucha televisión juntos y desde que le empecé a tratar, siempre me dijo que yo llegaría a ser importante en mi profesión. Y no se equivocó. Siempre nos hemos dado mucha suerte el uno al otro, en la peluquería decimos que es nuestro fetiche. No hay nada que me gustaría más que volver a hacer un programa de televisión con él. Mi hermana le ha cuidado siempre el pelo para que no se le caiga.

Me encontré en el rastro con Álex García y su novia Verónica Echegui y nos abrazamos apenas vernos, y nos felicitamos por nuestros trabajos. Justo que hablé de él en la columna de Algente del mes pasado y me lo he encontrado… Quiere tener la Revista, así que hay que hacérsela llegar… Son fantásticos los 2 y Verónica es guapísima.

También me encontré con Isabel Pisano que estaba comiendo pizza con una amiga. La invité a comer, le regalé flores (porque estaba comiendo al lado de una floristería) y hablamos del nuestro pasado, cuando ella fue la ‘culpable’ de que Federico Fellini dijese que yo era el mejor peluquero del mundo y ese para mí ha sido el mejor título que me podía dar alguien. Lo que sucedió fue que a Federico le daba mucho miedo quedarse calvo como su tío y su padre e Isabel le presentaron a mi hermana que hace unos tratamientos anti caída espectaculares. Cuando mi hermana fue a verle el pelo frito al estilo de Diana Ross que yo le había hecho, pidió que fuese inmediatamente. Me subí al primer avión que salía hacia Italia y desde entonces apenas nos separamos. Hasta que se fue al más allá, el pelo se lo mantuvo mi hermana.

Otro día me encontré con Carmen Lomana, ella iba de camino al banco, vestida como los dioses. A Carmen la peiné durante muchos años y siempre le dije que presentía que ella sería la nueva Naty Abascal, porque siempre tuvo una clase especial y llamaba la atención.

He visto a Jordi Moyá, cuando fui a ver su película nos besamos y nos abrazamos, le tengo mucho cariño.

También he ido a ver ‘El Cantor de México’ de Luis Mariano, a quien conocí en el Olimpia de París porque me llevó Josephine Baker a ver el último concierto que él dio en París. Y allí mismo, en el Teatro de la Zarzuela, me encontré con Rossy de Palma, que como hacía 40 años que no nos veíamos, creí que quizás no me reconocía y le dije: ‘soy Ruphert el peluquero’ y me dio un empujón y me dijo ‘¿pero qué dices? ¡Si eres el tío más popular que hay en España!’ Nos abrazamos y me dijo que pronto visitará mi peluquería. Recuerdo que me la presentó Antonio Nieto. Yo la vi maravillosa aunque algunos en la prensa la han criticado mucho.

Por último quiero decir que estoy pidiendo mucho a la Virgen de Montserrat y a la Virgen de la Merced por Cataluña, para que todo esto haya sido un sueño. Ellas dos dirigen Cataluña, así que les tengo mucha fe.

Que la buena onda siempre os acompañe.