sábado, mayo 25, 2024
Las mil y una de Ruphert

RUPHERT 97

Tras los días de reposo de medio mundo, he de decir que los grandes espiritistas, astrólogos y videntes, tienen mucho respeto por la Semana Santa,  pero no hacen ofrendas ni encienden velas. Veamos…

Este es una especie de misterio que quiero desvelar porque es muy importante que la gente lo sepa: Nuestra mente está centrada sólo en Jesús y su Madre. Por eso esos días yo he aprovechado una vez más, en leer la vida de Santa Teresa porque de verdad lo necesitaba. Intenté llegar a París para visitar el Sacre Care, pero me fue imposible por el cierre de los aeropuertos y al final terminé en Lisboa. Allí la Semana Santa no se celebra como en España. De hecho no hay un lugar en el mundo entero donde se celebre como aquí, tan perfecta y tan bonita, con tanta grandeza y procesiones. Debería atraer aún más turismo. He visto al Cristo de Medinacelli desde las ventanas donde voy a irme a vivir (porque cumpliré mi sueño de poder vivir frente al Cristo que me ha dado todo en mi vida) y allí he llorado de emoción al verlo de blanco ya que otras veces lo visten de morado o de color burdeos. Tengo una devoción tan grande por él ya que estoy convencido de que todo lo que tengo se lo debo a él que, cuando he atravesado un mal momento en mi vida, le he consultado y nunca me ha fallado.. He sido el peluquero de las estrellas, he llegado muy lejos pero lo más grande que he tenido en mi vida, ha sido esta oportunidad de vivir a su lado y ese, precisamente, es el triunfo más grande de mi vida. Y esto me lo ha dado mi peluquería de Serrano. Gracias a él conocí a la mujer de Di Stefano y a tantas Señoras con mayúscula por eso digo que cuando te suceden estas cosas es porque hay algo que te está protegiendo. Recuerdo que me quedé en la miseria con 14 años y tuve que ir a una pensión, entonces fui a pedirle a él que me ayudase. A los pocos días conocí a Lola Flores, que junto a Carmen Sevilla, fueron quienes me dieron la publicidad. Durante 40 años he intentado este objetivo de poder vivir allí y al fin lo he conseguido. Aún no puedo asimilarlo. Ha sido el premio más grande que la vida me ha dado.

El caso es que en Portugal he pasado 4 días maravillosos. Ví que allí sigue en boga la Revista, como la hacía Celia Gámez, Conchita Velasco, Norma Duval… El teatro estaba lleno. Y hablando de Norma, no entiendo por qué ella, estando tan fantástica, no hace Revista actualmente. Portugal está atravesando un momento formidable con respecto al turismo, la gente es muy simpática y me ha parecido que allí se disfrutan de momentos como los que vivimos los españoles hace 30 años, porque están evolucionando mucho, a pesar de que han sufrido cambios en la política y aún siguen un poco asustados. Les va a ayudar mucho el turismo y el clima. Allí vi a varios amigos míos espiritistas y videntes y les he dicho que no se preocupen.

Otra cosa: Estoy muy feliz porque el cumpleaños de Vargas Llosa lo celebran a lo grande. Probablemente la prensa va a ganar millones con esto e Isabel lo organizará todo con ‘Hola’ y ganará mucho prestigio, porque tiene un encanto especial con los periodistas como la reina de la prensa que es. Debería tener su propia revista y ponerse en un despacho a dirigir; como vidente creo que debe hacerlo. Pero no lo hará porque necesita dormir mucho para conservar su belleza. Ella duerme mucho de día y después seguramente va pensando lo que va a “inventar” para el día siguiente, porque hay que ver cómo va convirtiendo en estrellas a su familia, están todos ya preparados… Me parece que es una mujer maravillosa a la que, sin conocerla personalmente, le tengo mucho cariño. Pienso que no la voy a conocer nunca pero no me importa.

Este mes de abril es un mes de mucha suerte. Con la primavera, que es como revivir, se preparan los grandes proyectos y los seres humanos protagonizamos una gran evolución. Además, esta era de acuario que estamos viviendo, es muy buena para España porque España es sagitario y el fuego con el aire se llevan muy bien. Vamos a levantar cabeza, por fin, no nos va a ir mal como la gente cree, Júpiter nos protege. Tenemos que pasar baches como estamos pasando pero yo veo mucho futuro para nuestro país y para la gran legión de lectores que me sigue incondicionalmente en esta agradecida columna desde la cual les envío a todos mis mejores deseos.