sábado, mayo 25, 2024
Las mil y una de Ruphert

RUPHERT 125

Este mes es Santa Clara, que hace muchísimos milagros. Quien quiera solucionar algo de manera muy urgente, le tiene que poner agua a Santa Clara porque ella ayuda a aclarar y a solucionar todo y recordemos visitar en estos días lugares donde no hayamos estado nunca, porque esto limpia el espíritu, el alma y la mente.

Los santos existen porque no se reencarnan. Hay quien se reencarna enseguida pero los santos no, por eso pueden seguir haciendo milagros, por ejemplo, yo no creo que Lola Flores esté reencarnada: ¡está viva! ¡Era…Es una Santa por eso está ayudando a toda su familia!

Sobre la política de estos días deciros que estoy encantado con estos cambios que estamos viviendo, nos estamos renovando, son jóvenes y muy guapos. ¡Son todos divinos!  Estoy encantado de tener gente tan guapa que nos gobierne hoy y en un futuro porque soy un enamorado de la belleza. .Vamos que con estos políticos hasta yo tendré que cambiar mis peinados, mi ropa, mis ideas.. Siempre ha habido revoluciones y llegará el momento en el que haya que quitar las fronteras y que cada uno vaya donde quiera. Eso es lo que va a ocurrir por más que se intenten limitaciones geográficas.

Y hablando de limitaciones, decir que hay limitaciones y extralimitaciones porque vaya trago de mal gusto que vivió mi gran amiga Carmen Flores con la que hablé y la sentí muy disgustada pues no la invitaron al programa de la Primera sobre la saga de los Flores, que se ve por el canal internacional. Ella  siempre estuvo a su lado, se quisieron muchísimo las dos y el no haber sido invitada a este programa, fue una gran decepción. Porque Lola siempre decía que la mejor voz de los Flores la tenía Carmen. La valoran muchísimo por todo el mundo, le dan todos los mejores premios artísticos en Argentina, Chile, Perú… Sin embargo en su tierra… En España, no sabemos valorar lo que tenemos… Yo las he querido mucho a las dos. Me preguntó si yo no estaba triste por no haber participado en ese programa ya que podría haber aportado cantidad de datos y anécdotas pero la verdad es que no porque si me llaman voy y si no me llaman no me preocupa, pero claro que me disgustó –y mucho- mucho que Carmen no estuviera. Lola era muy cariñosa con todo el mundo, vino a esta vida para ayudar. Y Carmen me decía que yo debía haber estado porque fui una parte muy importante de sus vidas. Cómo olvidar ¡y lo que podría haber verbalizado sobre Lola! que yo me hice famoso por Lola, sí –os lo recuerdo-: porque cuando a los 14 años me vine a vivir a Cristo de Medinaceli, conocí a Lola y ella fue quien me hizo peinarla… A ella y a tantas mujeres maravillosas. Soy famoso porque el Cristo lo quiso así, por eso ahora vivo a su lado.

Y sobre otra Carmen adorada, Carmen Sevilla, compartir con vosotros que, estando como está, allegadísimos me dicen con el corazón en la mano (y eso me emociona que ella que sólo se acuerda de Ruphert…Parece, suena como una petulancia pero desde las lágrimas os digo que cuando la van a peinar, dice: ‘Ay mi Rupito,’ que es como me llamaba… No reconoce a casi nadie pero se acuerda de mí y  eso me enorgullece muchísimo.

Me despido de mis incondicionales lectores a los que les deseo puedan disfrutar de este verano.

En Septiembre, vuelvo a abrazaros…