sábado, mayo 25, 2024
ContenidoLas mil y una de RuphertPortadillas

RUPHERT 119

Este 11 de febrero es el día de la Señora de Lourdes sobre la que no hay mucho que decir de ella porque todo el mundo sabe que es algo impresionante, desde que se le apareció la Virgen a Bernardita y los milagros que ha hecho y que, por supuesto: sigue haciendo.

El 25 tenemos a San Valerio, de León, que también es muy milagroso y uno de los más antiguos Santos españoles.

Sobre mis viajes que como sabéis forman parte de una de mis grandes pasiones, compartir con todos mis lectores que he vuelto a estar unos días en Nueva York donde me han ofrecido hacer televisión en los canales de habla hispana; después de pensármelo, ya que esa tentación me la vienen ofreciendo una y otra vez, decidí no quedarme como me proponían y aprovechar para ir a Buenos Aires.

Allí viví un verdadero sueño… ¿Cuál? Que por fin logré dormir frente a la tumba de Evita ya que  me hospedé en un hotel que queda al lado del cementerio de la Chacarita que es donde está enterrada la líder de los descamisados, viuda de Perón. Al saber quién era yo, en el hotel me dieron una habitación llena de balcones, que dan a donde  descansa Eva Perón. Pasé la noche entera soñando con ella, con Josephine Baker, con Lola Flores, con Rocío Jurado, con Beba Bidart…Con todas mis estrellas; sí sí en ese “repaso” onírico fueron aparecieron, una a una, todas las estrellas que he tratado y he peinado en el hotel Etoile.

No hace falta decir que aquella se convirtió para mí en una noche inolvidable. Vamos, que nunca olvidaré esta noche en Buenos Aires.

Y 11 horas antes de coger el avión de vuelta a España, me ofrecieron un programa de televisión…Como veis el destino se empeña a que me ausente de España y la verdad es que estuve a punto de hacer una locura y quedarme allí pero es algo que no podía ni puedo hacerle a mis clientas con las que tengo que cumplir, no puedo dejarlas colgadas. Así que, aunque me ofrecieron pagarme el cambio de billete para volar a Madrid unos días más tarde, decidí rechazarlo. Si me lo hubieran ofrecido un poco antes… ¡Creo que me habría quedado! Pero bueno, mi destino está aquí y ya haré televisión en España… ¡Me lo dicen los de arriba!

Estuve el sábado en la Madrid Fashion Week y vi a Pablo Casado fantástico, nos dimos un gran abrazo, conocí a su mujer, tan guapa, tan divina… Creo que la voy a peinar, que va a ir a los Goya y me voy a lucir con ella. También vi a Albert Rivera que creía que no me conocía pero al verme me demostró lo contrario. Me pareció un hombre muy simpático, muy guapo; conocí también a su novia… Estuve en varios desfiles, porque llegué allí muy temprano y me fui a las 22hrs. Estuve con Lydia Lozano, que la quiero mucho desde que coincidíamos en ‘Tómbola’ y creo que es una gran periodista. También con Paloma Lago, que fue mi imagen durante sus comienzos y ahora llevaba casi 20 años sin verla, muy cariñosa… Estuve también con Custo, que tiene una colección maravillosa, es un fuera de serie. Conocí también a su mujer y estuvieron muy amables conmigo.

A quien también ví hace algún tiempo es a José Luis Perales, un gran amigo a quien quiero mucho y le he cortado el pelo durante  tantísimos años. Lo ví formidable guardándole un maravilloso recuerdo por ser un hombre sencillo, amable, con una inteligencia prodigiosa… Le sigo queriendo mucho, Yo creo que como perdió cantidad de pelo, le dio apuro seguir viniendo a que se lo cortara cosa que, como digo, hice durante unos años de gran apogeo.

…Son recuerdos inolvidables, emociones, vivencias… Cada una más nostálgica que me gusta compartir con todos mis seguidores en estas “Mil y una de Ruphert” que forman parte de una trayectoria mágica y agradecida que me sigue acompañando gracias a quienes me distinguen, escogiéndome…