martes, abril 23, 2024
Las mil y una de Ruphert

RUPHERT 113

Este mes de agosto es maravilloso.

Lo primero, mencionar a Santa Beatriz de Silva que nació en Ceuta, lugar donde hay muy pocos santos y a la que se la venera mucho en Ceuta y en Portugal. Su día es el 17 de agosto.

El 29, es un día muy importante en la religión católica porque es San Juan Bautista a quien Jesucristo consideraba el más grande y como decía: más que un profeta. Lo ponía como si fuese más que él mismo, le admiraba muchísimo. Siempre hay que darle agua de 7 ríos y hacerle muchas ofrendas porque hace muchos milagros.

Como siempre compartir con mi enorme legión de seguidores, algunos de mis viajes; esta vez, me acerqué a Chipiona para visitar la Virgen de Regla. Lo necesitaba porque llevaba 3 años sin ir. Fui a visitar a Rocío Jurado y la llené de flores; me subí sobre su tumba y me hice fotos porque voy a ir a la televisión de América a hablar de Rocío por un homenaje que le van a hacer y me llevan como invitado especial. Estoy muy emocionado porque sigo soñando mucho pero mucho con ella. Viene vestida de blanco y me pide que me acerque a su hija pero lo veo muy difícil…A mi me encanta Rociíto; siempre recuerdo que la peiné para su boda ¡Y a Rocío! Nunca olvidaré cuando peiné a estas dos mujeres a las que dejé guapísimas. Es algo que ha quedado grabado en mí como parte de mis recuerdos inolvidables.

Son unos sueños maravillosos pero cuando me despierto, siempre pienso en todo lo que no le he dicho, pero claro, en los sueños es muy difícil hacer o decir lo que racionalmente quieres. Adoro a las dos Rocío…

También estuve en Málaga. Me habían dicho que estaba cambiando mucho y me he llevado una sorpresa porque llevaba varios años sin ir y  tras esta visita quiero felicitar a los responsables de que Málaga esté tan bonita.

Después llegué hasta Puerto Banús y me acerqué hasta la Avenida de Lola Flores donde hay una escultura de ella y me hice  fotos porque la van a homenajear en Miami y también me han invitado. Recordé otros inolvidables momentos que pasé con Lola mientras una vez más contemplé la estatua, que está al lado de la casa que mi hermana tiene en Marbella… Estoy muy contento porque ha sido un viaje muy bonito y emotivo.

Ya pisando Madrid, disfruté en el estreno de Rappel que fue divertidísimo. Allí me encontré con gente que llevaba sin ver como mil años. A Rappel lo encontré fantástico… Para mí  Rappel es un Dalí en lo suyo… Conocí a Eduardo Ladrón de Guevara, que viste a Isabel Pantoja; me invitó a un restaurante y me hizo sentar en la silla en la que se sienta ella cada vez que va allí a comer, y estoy emocionadísimo porque creo que la Pantoja me va a dar mucha suerte. Yo había oído hablar mucho de Eduardo, tenemos cantidad de amigos en común, pero no le conocía personalmente y me he llevado la gran sorpresa de mi vida, porque es un manchego con mucha gracia… Le adoro, parece que nos conociésemos desde hace muchos años. Fuimos a un restaurante muy bonito y nos sentaron en un reservado fabuloso. Sin duda, quienes compartimos mesa y mantel disfrutamos de una de esas veladas que no se olvidan.

O sea que como veis, entre Santos maravillosos y hechos terrenales muy singulares y de agradecer, comencé mi verano lleno de ilusiones y con varias rutas por recorrer que, por supuesto, intentaré –en nuestro próximo encuentro- compartir con la incalculable cantidad de lectores que, después de tantas citas en ALGENTE, siguen con pasión “Las mil y una de Ruphert…”