domingo, abril 21, 2024
Las mil y una de Ruphert

RUPHERT 107

El mes de febrero es un mes en el que la energía de las personas está más baja…

Un mes de mantón tombé para estar con la Virgen de Lourdes, venerada el día 11. También con la Virgen de Fátima, las dos que más milagros hacen y  también por las que más se hace el camino de Santiago. Todos los enfermos van a visitarlas.

En cuanto a temas más mundanos, deciros que ví a Javier Sardá en el programa de Bertín Osborne y me emocioné mucho porque me trajo recuerdos maravillosos de tantas veces que fui invitado a su insuperable Crónicas Marcianas. Sardá es un hombre maravilloso, un magnífico presentador y creo que el suyo fue uno de los mejores programas que hemos tenido en la televisión española.

Sus Crónicas Marcianas eran muy imaginativas y modestamente –restando alguna que otra excepción- por allí pasábamos todos los genios…

Recuerdo las barbaridades que  yo hice con Boris Izaguirre: le vestí de mujer, le hice cosas maravillosas… Nunca lo olvidaré. Boris ha hecho mucho por los gays, hacer lo que él hacía, hablar como él hablaba… Le tengo muchísimo cariño, yo creo que siempre nos hemos querido mucho los 3 y estoy agradecido a Sardá ¡Ojalá vuelva a la tele! Me encantaría volver a trabajar con él. Es un genio de la televisión. 

De todas las apariciones geniales que he vivido en la tele con Campos, con Hermida, con todos los grandes, de quien más recuerdos guardo es de Sardá. Es un catalán maravilloso. Yo no suelo ver a Bertín, me aburre mucho, pero viendo a Sardá pasé una noche fabulosa. Haber trabajado para él, es lo más feliz que me ha sucedido en España desde que llegué de América con 24 años.

He sentido mucho lo de Bimba Bosé miembro de una familia muy especial, muy avanzados de mente. Siempre he pensado que debían haber vivido más en París y Nueva York. ¡Qué pena que esos 2 países se han perdido a esta familia! Les tengo muchísimo respeto. No he tenido el gusto de conocerles en persona a ninguno porque, como me peleé con Carmina Ordoñez en un programa poniéndola en su lugar; en fin: Carmina era prima de ellos pero no tenía nada que ver con la divinidad de los Dominguín-Bosé. Creo que por ese motivo nunca nos hemos tratado aunque me hubiese encantado porque les he admirado mucho. Como sigo admirando a Miguel Bosé, un extraterrestre total, como lo fue Bimba que se ha ido para ayudar desde arriba a la familia. A partir de ahora, toda la familia va a notar una luz en su vida.

Sigo recibiendo ofertas para irme de España pero no he querido  aunque, por la cantidad de ofertas recibidas podría estar en los países árabes cobrando millones de euros al año pero no he querido  porque creo que estoy cumpliendo una misión. Igual que creo que los Bosé están cumpliendo una misión en España, con su forma de ser, de vestir, de hablar… España es muy bonita pero necesita gente así… Yo, creo que he sido el peluquero más avanzado de la historia. Hay que ver lo que yo he hecho… Teñir las partes íntimas, los pelos fritos, los pelos erizados, han sido éxitos a nivel mundial. Quiero recordar en esta columna tan maravillosa que tengo que yo  he sido un hombre siempre denunciado. En las casas donde he vivido, siempre he tenido problemas, han cerrado mi peluquería 3 veces por escándalo público, por poner luces de colores, porque Susana Estrada se sacaba los pechos delante de Tierno Galván mientras yo estaba al lado de ellos… He sido una persona muy chocante para España… ¡Yo inventé la peluquería unisex y me denunciaron todos los peluqueros porque decían que era un prostíbulo! Gracias a que conocí a Isabel de Borbón y me presentó al Alcalde de aquel momento, García Lomas, me la reabrieron en 5 minutos… Yo en aquel momento ilustraba portadas y programas en todo el mundo, batiendo récords con las grandes estrellas.

Por último, deciros que el Carnaval es una fiesta maravillosa. Todos deberíamos salir a la calle disfrazados o con una careta y de esa manera nos limpiamos el espíritu. Además se coge mucha energía.

Me despido de todos hasta el próximo mes, sin careta y con el corazón en la mano.