domingo, abril 21, 2024
Las mil y una de Ruphert

RUPHERT 104

Noviembre es un mes muy espiritual porque hay muchos Santos. Este 6 fue el Beato Ruperto Mayer,  el Apóstol de Alemania, donde le tienen mucho cariño porque hace muchos milagros. Yo fui a verle a Munich y me fascinó.

El día 13 se venera a San Leandro Obispo que fue un Santo muy importante, El 15 está San Alberto, el Magno que fue Obispo hacia el año 1100. Y el 17  Santa Isabel de Hungría, que fue Reina y a la que se le tiene mucha devoción. Yo la tengo desde que era un crío en una imagen muy grande, he vivido siempre con esta Santa.

Para mí está siendo un mes onírico. He soñado de nuevo con la Montiel y noto como que está muy preocupada por sus hijos.

Es una mujer que está muy integrada en la vida, no está retirada, sigue estando mucho en este mundo, según lo que ella me cuenta en mi sueño; parecía muy disgustada con lo que se habla de su familia en televisión. Habrá que aconsejarles a sus hijos que no hablen tanto en televisión. Además, el 15 de octubre, día de Santa Teresa, le puse bastantes velas además de fruta y chocolate.

Esa noche soñé horas con Rocío Jurado.

Generalmente yo duermo muy poco, unas 5 ó 6 horas. Sin embargo esa noche me despertaba y volvía a dormirme y se reanudaba el sueño.

Hacía más de 5 años que no soñaba con ella y me hizo mucha ilusión. Yo creo que fue porque ese día apareció su hermano en televisión.

En ese sueño me dijo que en la vida sólo se puede confiar en cuatro personas. Yo creía que se refería en general o que me estaba tratando de aconsejar, pero ahora que he visto todo lo que se está hablando, creo que se refería a sí misma.

Me estaba diciendo quiénes han sido sus cuatro únicas personas de auténtica confianza: Por supuesto su madre, que para mí era una mujer Santa, su suegra, su suegro (que incluso cuando Rocío se separó de Pedro Carrasco siguió viviendo con ella hasta que falleció; esto no lo sabe casi nadie) y el propio Pedro, que era un gran Señor y con letras mayúsculas.

Yo pienso que Rocío, desde “ahí” arriba, debe estar sufriendo mucho.

Los sueños hay que saber interpretarlos. Una de las mujeres más grandes que he conocido aparte de mi familia, es la madre de nuestra Rocío Jurado a la que le debo gran parte de mi éxito en Argentina y España.

De los demás, no voy a hablar de ninguno, porque no se lo merecen. Durante el sueño, me habló mucho mientras yo la peinaba, estaba guapísima… Es una Diosa arriba… Yo no esperaba que se fuese a hablar tanto de la vida de los difuntos en la televisión, especialmente por dinero…

No veo todo lo que se habla porque tengo limitado Telecinco en mi casa, pero no pasa nada.

Mis mejores deseos para todos.