lunes, abril 22, 2024
El túnel del tiempo

Rocío Jurado: “Quiero retirarme pronto y vivir en plenitud lo que hasta ahora no he podido”.

Ese encuentro, hoy (recordándolo en nuestro leído ‘Túnel del Tiempo’) cobra más valor ya que podemos recordar a Rocío con esa sonrisa y esa mirada que regalaban ilusión, además de algunas ‘perlas’ relacionadas con su vida en general y de salir al paso respecto de ciertos comentarios publicados en relación a cómo se llevaba con su hija, a los planes de boda que ella tenía  con Antonio David y a la ilusión que ella y Ortega Cano tenían de retirarse a vivir en “Yerbabuena”.

Todas esas declaraciones que fueron publicadas en la revista ‘Semana’, las recordamos hoy en esta sección de ALGENTE, transcribiéndolas –sin quitar ni poner- literalmente… 

Así comenzaba diciéndonos la artista con disgusto en su voz como consecuencia de algunos comentarios que no le gustaron nada:

“¿Por qué se publican cosas absurdas como que yo me he peleado con mi hija porque ella se haya ido con su novio (Antonio David) y que piensa casarse?”.

¿Qué tienes que decir?

“Que no es verdad, porque las dos nos adoramos; ella tiene 18 años, es mayor de edad y puede casarse cuando quiera”.

Nos recordó, asimismo, lo feliz que fue y que era al tener una hija como Rocío a la que había criado con todo su amor y dedicación.

Se ve que eres una madre 10…

“¡He sido y soy buena madre! Estoy  muy contenta de cómo es mi Rocío: una señorita monísima que tiene unos sentimientos fantásticos”.

¿Será posible la boda entre Rocío y Antonio David, después de lo que ha ocurrido con el joven guardia civil?

“Ella pensaba casarse pronto. Respeto mucho a mi hija como para hacer comentarios sobre lo que han publicado los periódicos”.

Más adelante Rocío Jurado quiso explicar cómo vivía su matrimonio con Ortega Cano y  más aún al coincidir esa entrevista con los primeros  siete meses de una relación sentimental que ella calificó como muy positiva:

“Mi balance tras estos meses como la mujer de José, no puede ser mejor…”

Al hablar de su marido su mirada se parecía a la de una colegiala enamorada y así lo fuimos comprobando en cada una de las instantáneas que nos permitieron, posando juntos con gran naturalidad.

“Yo, cuando no tengo compromisos, le acompaño y, mientras él va a la Plaza a torear, me quedo esperándole en la habitación del hotel y, en esa soledad, me concentro y rezo para pedirle a Dios que no le pase nada. Cuando no viajo con él, es cuando peor lo paso”.

En vosotros es todo como una balsa de aceite…

“Bueno, de vez en cuando discutimos. Pero eso es normal en una convivencia de pareja”.

Y en materia culinaria: ¿lo complaces como ama de casa?

“Una estrella de la canción no suele estar en la cocina, pero la artista, a veces, hace una excepción. No soy buena cocinera, no es lo mío, pero de vez en cuando lo sorprendo con unas lentejitas que me salen muy bien”.

La Jurado también le confesó a Manolo Román, la ilusión que le provocaba pensar en su retirada:

“Pienso que me voy a retirar pronto”:

O sea…

“Pues que no quiero eternizarme en mi profesión”.

¿Tienes una decisión en firme, en ese sentido?

“No sé cuándo ni cómo me retiraré, porque ahora mismo estoy en un buen momento y cada día recibo más honores, pero…pensar en el momento de retirarme me ilusiona, la verdad.

 Claro, el tiempo pasa y…

“Es que llevo trabajando desde que murió mi padre, teniendo yo 12 años y no he parado desde entonces”.

De pronto, Rocío, fue más contundente al confesarnos:

“Quiero vivir con toda mi plenitud, todo lo que hasta ahora no he podido. Porque yo, la verdad, no he gozado totalmente en mi vida…”

Subrayó aunque, de inmediato, agregó:

“Por supuesto que reconozco que he tenido más alegrías que penas.”

¿Más alegrías de amor, por ejemplo?

Más alegrías de amor, desde luego. Yo, ahora, con José, soy del todo feliz”.

¿Cómo es Ortega Cano en esa intimidad?

“Es un hombre romántico que me hace estar siempre ilusionada. Sin esa ilusión que él me proporciona yo no sabría vivir”.

¿Por ejemplo?

“Por ejemplo, el año pasado el día de mi cumpleaños, desde primera hora hasta las 12 de la noche, cada hora me llegaba un ramo de rosas y además me regaló unos pendientes de brillantes aderezados con perlas australianas”.

Rocío nos habló también de los planes que tenía respecto de su futuro en la famosa finca ‘Yerbabuena’.

“Yerbabuena puede que sea nuestro hogar definitivo, eso es lo que hemos hablado José y yo…A mí me encanta vivir en el campo.”

¿Y habéis invertido en esos campos..?

“Estamos invirtiendo mucho en Yerbabuena porque es una finca buena que responde.

Da mucho trigo. Y a propósito: ¿Cómo es posible que se haya publicado que Espartaco y Patricia Rato estaban enfrentados con nosotros…que nos habían engañado vendiéndonos su finca. ¡Falso! Todo falso, ya que Yerbabuena es una maravilla”:

¿Y tú te has convertido en ganadera?

“¡Sí señor! Y hasta tengo buen ojo, dicen, cuando tentamos unas vaquillas que llevarán como nombre del hierro el de nuestra finca”.

Radiante, pletórica, se nos mostró Rocío Jurado en esa entrevista que hoy nos ayuda a recordarla un poco más en ese terreno –para muchos lectores desconocido- ‘de andar por casa’.

Estaba a punto de cumplir años y su vida era pura felicidad.

©Bayres/ALGENTE

                                       fotos©/Liliana Cozzi