jueves, junio 20, 2024
El descuento

PIPI ESTRADA: “Iker, la gran decepción de Vicente”

Pasan los días que nos alejan de la última Eurocopa y a punto ya de volvernos a ilusionar con el comienzo de una nueva Liga y yo sigo repitiéndome de que “es de bien nacido ser agradecido…” Y, en ese sentido, el capitán de la Selección –aunque muchos olviden- para mí, quedó retratado por su egoísmo desmesurado y la falta de respeto hacia un seleccionador y su cuerpo técnico que le han apoyado contra viento y marea en sus momentos más difíciles, entregándole además su confianza y su cariño.

Iker era para Vicente mucho más que un futbolista al que conoce desde los 9 años y le ha visto crecer deportivamente. Con Del Bosque lo ganó todo, tanto en el Real Madrid como en la Selección Española pero en el pasado europeo, el jugador que más veces ha vestido la camiseta del equipo nacional no ha sabido gestionar de una forma generosa su situación con la jerarquía y la altura de miras que exigía el asunto. Casillas ha dejado a su seleccionador al pie de los caballos alimentando la confusión que podía ser titular contra Croacia, cuando él sabía que eso no iba a ocurrir.

La decisión de la titularidad de David De Gea la conocía antes de que comenzara a rodar el Campeonato de Europa de Naciones.

La temporada del guardameta del Manchester United había sido muy superior a la suya en el Oporto, donde tuvo mala suerte de que fuese también un desastre como equipo en la liga portuguesa.

Lo que primero fue asumido y admitido para poder sumar otra Eurocopa más, se convirtió en una decepción tremenda para Del Bosque. El seleccionador jamás pensó verse inmerso en una polémica en la que han llegado a tacharle hasta de mentiroso. Daba la impresión, para algunos, que había fallado en una promesa inexistente de titularidad a Iker en el duelo con los croatas.

Todo esto originó un caos emocional al ya ex seleccionador por culpa de la mala digestión deportiva que hizo el capitán de la suplencia a medida que pasaban los días en la Eurocopa. Aquí no hay dudas. De esta bronca, para mí, el que sale mucho más tocado es Iker Casillas que no ha sabido estar a la altura de un gran capitán.