jueves, junio 20, 2024
El descuento

PIPI ESTRADA: “DEJEMOS EN PAZ A LOS ÁRBITROS”

Apenas comenzada la temporada 2015-2016 ya hemos empezado a escuchar voces malintencionadas contra el colectivo arbitral, acusando a los árbitros de una posible manipulación como si tuviesen la bola de cristal delante de sus narices. 

Algunos tienen la osadía de manifestar que esta liga será para el Real Madrid. El Cholo la pasada temporada comenzó, con la ironía que le caracteriza, diciendo que el Real Madrid se llevaría esa liga porque hacía unos cuantos años que no ganaba y le tocaba, pero evidentemente, la ironía del técnico rojiblanco le dejó retratado porque el campeón fue el Fútbol Club Barcelona, así que el tiempo no le ha dado la razón y el Real Madrid, esa misma temporada la terminó en blanco, con cero títulos.

Ahora, las voces llegan desde Barcelona, como si los culpables de sus errores fuesen los colegiados españoles. Les recuerdo utilizando también la ironía, que en la Supercopa de España he visto a un equipo colosal como es el Atlétic de Bilbao que ganó con brillantez y sin necesidad de ninguna ayuda arbitral, por mucho que quieran maquillar la derrota, pero esta es la realidad que vio todo el mundo.

Y también utilizo la ironía para hablar del partido frente al Celta… ¿Perdieron por los árbitros? Fue una humillación en toda regla del Celta de Vigo, que les pintaron la cara a las estrellas del Fútbol Club Barcelona.

Estamos acostumbrados a que muchos quieran culpar a los más débiles de sus propios errores. Esta treta sólo la utilizan los cobardes para desviar la atención huyendo de su responsabilidad.

Me indigna notablemente que se pongan la venda antes de producirse la herida. Es cierto que hay árbitros buenos y menos buenos como también hay jugadores buenos y malos, pero dudar de la honestidad de nuestros árbitros es propio de necios interesados que disparan sobre el más débil, que son los huérfanos del fútbol. Por otro lado reciben dardos envenenados por sus sueldos.

 Es verdad que oscilan en torno a los 200.000 euros brutos por temporada; hablamos de 18.000 euros brutos mensuales. Visto así parecen unos privilegiados, pero su profesión también genera mucho dinero y arbitran a millonarios en la Liga española.

Hay que explicar que tienen dedicación plena y son aproximadamente diez años los que suelen estar en activo en primera división. Por todo esto es un sueldo justo, proporcionalmente a la responsabilidad que tienen.

Por ahí algunos utilizan la demagogia de la crisis que, desgraciadamente, también es una realidad. Esto lo digo desde mi experiencia, que llevo más de 30 años tratando con ellos en el mundo del fútbol y nunca he dudado ni de su transparencia personal ni tampoco profesionalmente.

Una Liga se puede ganar en función del rendimiento de los jugadores bajo la batuta del cuerpo técnico, pero lo que está claro es que nunca los árbitros son culpables de que un equipo gane la Liga o descienda a segunda división.

La temporada es muy larga y estamos hablando del campeonato de la regularidad, pero culpar a los árbitros me parece cruel e injusto.