jueves, junio 20, 2024
El túnel del tiempoPersonajes

MARÍA PATIÑO: “Soy madre soltera y estoy enamorada del padre de mi hijo”.

El mes pasado comenzábamos, gracias a este “Túnel del tiempo”, la publicación de una serie que fue todo un éxito años atrás y que en su día titulamos “Al otro lado del corazón” por entrevistar, precisamente, a quienes, como profesionales, están inmersos en esa cotidiana tarea de periodistas del corazón, aunque en aquella (y en esta) ocasión es a ellos a quienes intentamos conocer “de puertas para adentro”.

En la anterior edición, dimos inicio a ese recuerdo periodístico presentando a Lydia Lozano en la intimidad, algo que hoy le toca a María Patiño de quien empezábamos diciendo:

Con sólo 30 años –que tenía entonces- ya es una de las periodistas más populares del panorama rosa. Gallega de El Ferrol, “aunque a los 6 años trasladaron a mi padre a Sevilla y fue allí donde nos instalamos definitivamente”.

Mi primer trabajo –comenzaba diciéndonos-, después de acabar la carrera, fue en el “ABC”. Luego empecé a trabajar en el programa televisivo “¡Qué me dices!” con Belinda Washington y Chapis, como reportera de Europa Press. Yo iba detrás de los personajes con la alcachofa y creo que esa fue la época en la que se comenzaron a hacer los reportajes del corazón grabados para televisión.

¿Fue difícil comenzar?

Cuando estaba empezando quería tener a mi jefe contento, quería abarcar demasiado. El primer verano que trabajé terminé enferma, me dio un ataque de estrés e incluso me desmayé. A partir de ahí aprendí que hay que hacer las cosas bien pero relajadamente. Y que los jefes lo piden todo pero hay que saber elegir lo que realmente quieres hacer porque al final, a quien le pasan la factura es a ti.

¿Cómo pasaste de recorrer las calles a ponerte delante de la cámara?

Estuve colaborando en una Cadena Local de Sevilla llamada “Onda Giralda” y un día me propusieron enviar una cinta a Antena 3. Pasado un tiempo me llamaron porque les gustó y empecé a trabajar en “Sabor a verano”, finalizado este programa, a los dos o tres meses, me llamaron para “Sabor a ti”.

La popularidad de María fue in crescendo con el paso de los años y también su acentuada forma de abordar determinadas noticias.

¿Has recibido amenazas? –le preguntábamos-.

La hija de una folklórica –por ejemplo-, me dijo una vez que tenía dinero suficiente como para hundirme y eso fue por meterme con su novio.

¿Y nunca te han hecho una propuesta indecente?

Sí, pero eso forma parte de mi más estricta intimidad. Por supuesto que me negué. Yo defiendo una idea y es que la intimidad no tiene precio.

Tienes un hijo…–le dijimos con el propósito de obtener algún comentario a pesar de ser celosa de su intimidad. Nos respondió literalmente:

Sí, se llama Julio.

¿Estás enamorada? – preguntamos aprovechando el momento-.

Sí, desde hace ya tres años, del padre de mi hijo…-nos decía textualmente en la edición número 198 de la Revista “Sorpresa” y agregaba contundente:

Soy madre soltera porque nunca me casé. No convivo con el padre de mi hijo y no tenemos una vida en común, pero para mí, es mi pareja…

¿Cómo compaginar un embarazo con la profesión de reportera?

Yo oculté a mis jefes que estaba embarazada para poder seguir trabajando. Quería demostrar que mi embarazo no me impediría trabajar. Fui muy exigente.

La sinceridad de M.P, quedó patente en aquella entrevista.

Los años han pasado y seguramente en su vida privada habrán cambiado algunas circunstancias, pero lo cierto es que mientras ha aumentado su merecida popularidad, vemos que ha sido consecuente (paparazzis en la playa al margen) con el respeto que siente por quienes conforman su vida “al otro lado del corazón”, empezando por ella misma.

 

                                                                                                                                ©Bayres/ALGENTE