lunes, abril 22, 2024
El CaleidoscopioFútbolPortadillas

Los árbitros también se lesionan …

Hace algunas semanas vimos como en el Real Madrid Sevilla el árbitro Díaz de Mera se lesionaba, sintiendo un latigazo en el gemelo derecho y, tal como ocurrió cumpliendo con el Reglamento General de la RFEF, su puesto fue ocupado por Fernández Buergo ya que: “si el árbitro principal se lesiona, es sustituido por el cuarto árbitro”.

Y si por esas coincidencias extrañas, se produjera otra lesión en el árbitro que reemplazó al principal, entonces, “sería remplazado por un juez de línea”.

Por la curiosidad que impone este tema tan puntual en cuanto a las lesiones arbitrales en plena contienda, veamos a dónde nos lleva nuestro imparable Caleidoscopio que hace su primera ‘escala’ en otro caso que trascendió al tratarse de una importantísima lesión que le tocó vivir a Félix Brych, reconocido árbitro alemán que sufrió una llamada rotura de ligamento cruzado que se produjo “mientras dirigía el partido que enfrentaba al Eintracht de Frankfurt con el Stuttgar. Por ello, Brych tuvo que retirarse del arbitraje internacional en diciembre de 2021 cuando dirigía su partido número 344 en la Bundesliga, un verdadero hito en la historia arbitral de la competición alemana”.

También, aunque aisladamente por fortuna, de tarde… en tarde, se producen otros casos como uno ocurrido en México durante el partido de repechaje entre ‘Zorros’ y Tigres, donde se vivió un momento particular: “Corrían cinco minutos de partido cuando el árbitro Pablo Hernández cayó al césped producto de un resbalón que le afectó la rodilla. Tuvo que ser sustituido por Óscar Mejía que, a su vez, por otra lesión, fue reemplazado por César Ramos Palazuelos”.

En Italia, Paolo Valeri, encargado de dirigir el Inter-Milán, “se vio obligado a abandonar en el minuto 77 al sufrir un tirón en la pierna izquierda lo que motivó que el árbitro Daniele Chiffi, tuviera que reemplazarle”.

Nuestro Caleidoscopio se detiene también en otro reemplazo arbitral ocurrido hace unos seis años, cuando Di Paolo, otro árbitro italiano, tuvo que ser reemplazado con urgencia al lesionarse “durante un partido de la Jornada 3 de la Serie B tras sufrir una considerable lesión a los seis minutos de juego por un problema en la pantorrilla, siendo sustituido por el árbitro Federico Dionisi”.

Otro caso que ocurrió durante el encuentro entre Agua Santa y Bragantino: “Luiz Flavio, el árbitro encargado de este partido, se lesionó de una manera terrible: una fractura de tobillo por un mal movimiento al recorrer la cancha, motivo por el que tuvo que ser llevado al hospital en ambulancia”.

Las lesiones arbitrales, como vemos, ocurren, aunque (por suerte) son bastante infrecuentes gracias a que todos ellos cumplen con un adiestramiento adecuado y con una preparación que les permite -casi siempre- estar a la altura …