martes, abril 23, 2024
Portada

Lo confesó hace años en la televisión Argentina….

ISABEL:

“TENGO UN SEGURO DE VIDA POR 1.500.000 DE DÓLARES”.

Isabel sigue en el disparadero de la prensa escrita y televisada, ya que las declaraciones de su hijo imputándole ciertas conductas del pasado respecto de sus intereses hereditarios, probablemente han contribuido a que muchos invirtieran el perfil que como persona hayan podido tener de esta mujer que, más allá de comunicados y alguna que otra manifestación para dejar claro lo que se le reprocha públicamente, hace que la imaginemos –como dicen algunos colaboradores televisivos-:

‘¡Muy triste!’.

Pero claro, cuando grabó esos programas que entran en tantos hogares, se la ve feliz como puede apreciarse en las fotografías que ilustran este reportaje…Es decir: no hay tristeza ya que jamás hubiera imaginado lo que se le venía encima.

Hoy por hoy, este tan debatido tema mediático, ha trascendido nuestras fronteras ya que en los países donde es un verdadero ídolo, no dan crédito a ninguna de las acusaciones, tal como podemos advertir en México, por ejemplo y en Argentina, donde Isabel –más que en ningún otro país-, en varias ocasiones y en programas televisivos de máxima audiencia, ha manifestado lo que siempre ha significado Kiko Rivera  en su vida.

Al mencionar Argentina recordamos su presencia en el programa “Almorzando con Mirtha Legrand,”en el cual, quienes hoy dirigen ALGENTE, fueron los únicos periodistas autorizados para estar en ese plató de un programa emitido en directo y en el que Isabel realizó unas sinceras declaraciones que hoy, por su importancia, intentaremos resumir.

Allí –antes y después del programa-, nuestros compañeros completaron de “tú a tú” la exclusiva y nuestra compañera Liliana, pudo realizar las imágenes que oportunamente publicamos en España, fotografías que hoy, haciendo uso de ese trabajado copyright, ilustran estas páginas  (junto con fotografías actuales de Isabel amablemente cedidas por Mediaset), en las que destacamos las manifestaciones que Isabel hizo entonces acerca de su hijo y algunos de los titulares de un pasado que, en las circunstancias actuales, se nos ocurre decir que servirían, casi literalmente, para el presente que ella protagoniza.

“Me he acostumbrado a estar sola, aunque a veces me duele mucho…La soledad es muy dura. Reconozco que lloro bastante cuando estoy sola entre cuatro paredes ¡¡Me siento muy triste!!”

Muy triste, como dicen que se encuentra en estos días en los que jamás podría haber imaginado que le tocaría vivir lo que está viviendo ya que, como dijo, alto y claro en ese programa:

“De aquel matrimonio con Paquirri nació Francisco José ¡que es lo mejor que hoy tengo en mi vida! Paco se murió en la flor de mi vida y yo tuve que criar solita a mi hijo con la ayuda de mi madre…”

En otro momento de esas manifestaciones que hoy recordamos transcribiéndolas de forma literal, comentó con la emoción en su mirada e incluso (ahí están las imágenes que pudo captar Liliana C. en el mismo plató) llorando en repetidas ocasiones…

“Lo mío con Paquirri fue un cuento de hadas, así, como lo oyes, en letras mayúsculas. Paco y yo vivimos –recalcó- un cuento de hadas irrepetible”.

En la actualidad (incluyendo algunos comentarios que el padre de Paquirri  y su hija Teresa, nos permitieron grabar para que escribiéramos los 15 capítulos de las tan difundidas Memorias), varios colaboradores y miembros de la familia Rivera, sin embargo, opinan de otra manera, hasta el punto  que se ha dicho que la separación del matrimonio no iba a tardar en producirse.

Pero sigamos con lo que nos importa en esta ocasión: recordar las emotivas expresiones de la tonadillera que –insistimos- a falta de nuevas entrevistas, pensamos que cobran cierta importancia ya que ella se había convertido en la viuda de España y el amor hacia su hijo (como seguramente sentirá en la actualidad) ocupaba toda su atención…

“¡Mi pasión es mi hijo! Después, todo lo demás.”

Y qué no habrá reflexionado Isabel al ver las imágenes de Kiko Rivera junto a sus hermanos Francisco y Cayetano en la tan televisada visita que los tres juntos hicieron en Barbate a Riverita, su tío enfermo. Ella, textualmente, en Argentina, sobre la relación de su hijo con sus hermanos, curiosamente, comentó:

“Desgraciadamente él no tiene relación con sus hermanos y eso me provoca dolor”.

En otro segmento de la entrevista habló de la operación de sus pechos, un tema que aunque no tenga que ver con lo que nos motiva a recordar esta entrevista, vamos a reflejarlo ya que es una curiosidad periodística que, especialmente, a muchas de nuestras lectoras, les interesará conocer:

“Me da mucha vergüenza decirlo pero sí, me hice la cirugía porque tenía mucho pecho. Me hice los bustos más chicos pero sin prótesis”.

¿Y cómo es la Isabel mujer?

“Tengo mucho carácter. Tengo un buen despertar pero si hay que dejar que mi carácter salga a la superficie, pues ¡qué le vamos a hacer!”

¿Eres una mujer rica?

“Si vivir bien se le puede llamar ser ‘rica’…Lo soy. Me gusta vivir bien y con comodidad”.

¿Es cierto que te has hecho un seguro de vida por 1.500.000 de dólares? –fue la pregunta del ‘millón ¡y medio!’…a lo que Isabel, textualmente respondió:

“Sí, tengo miedo a sufrir cualquier tipo de accidente. Por lo que pudiera pasar me hice un seguro por esa cantidad”.

Tanto en el especial “Cantora, la herencia envenenada” como en una espontánea aparición en “Viva la vida”, Kiko Rivera repitió que si a su madre le pasara algo, heredaría ‘un pufo’, como dijo con sus palabras; por tanto y, aunque hayan pasado años, entre aquellas manifestaciones en Buenos Aires y este presente, sería interesante saber si ella ha mantenido o no vigente ese seguro de vida tan importante ya que, si lo formalizó -como aseguró textualmente en aquel programa- era porque le importaba el perjuicio que causaría, sobre todo a su descendiente, en el caso de que ella sufriera una hipotética desgracia personal.

Un ‘pequeño’ y millonario detalle que, de mantenerlo, tendría evidentemente (por la cantidad asegurada) un alto coste mensual pero…Nunca se sabe.

Aunque, mucho más allá de tantos dimes y diretes y rumorologías de todo tipo, lo más importante es la reconciliación de madre e hijo y que, por sobre todos los deseos: 

¡Paquirri pueda seguir descansando en paz!                        

                                                                                     ©Bayres/ALGENTE

                                                                              fotos©Liliana Cozzi/Gentileza Mediasetespaña

ENTRAÑABLES IMÁGENES DEL ÁLBUM FAMILIAR DE PAQUIRRI.

Aquí vemos a Paquirri de niño, de adolescente, junto a su gente, los Rivera, que, cuando  convivimos con ellos grabando las citadas Memorias, nos abrieron -además de su corazón-, el álbum de fotografías que hoy añadimos como recuerdo de un Francisco Rivera ‘Paquirri’ al que no hay más que verle –foto a foto- lo feliz que fue y la desgracia que tuvo aquella tarde en Pozoblanco…Una fatídica tarde que nos lleva a recordar aquel horroroso camino en pésimas condiciones (que, al cubrir aquella inesperada información pudimos comprobar in situ) por dónde transitó la ambulancia, ciertas decisiones que se tomaron ¡y las que no se concretaron! La increíble ausencia de un helicóptero que tal vez habría cambiado el destino de esta historia y…un etcétera que merecerá (en otra ocasión) darle la relevancia que tiene, porque…Si 36 años después tiene tanta importancia la herencia de Paquirri (y sus consecuencias), también la tiene –o más- hablar de lo que ocurrió después de la mortal cogida ya que todo ello tuvo que ver con una vida: la de este inolvidable ser humano…

©J.B./L.C/Bayres/ALGENTE

                                                                                  Imágenes del álbum familiar de la Flia. Rivera