sábado, mayo 25, 2024
El túnel del tiempo

LINA MORGAN: “Tuve la suerte de vivir dos grandes amores”

Gracias a este nuevo “Túnel del Tiempo”, y a una entrevista exclusiva que le realizamos, vamos a entrar hoy en algunos aspectos de la vida de la irrepetible Lina Morgan, sobre todo en esa faceta privada-sentimental, cuando se cerraba el telón de su teatro “La Latina” o cuando se apagaban los focos de sus inolvidables citas televisivas.

Porque, si bien Lina concedió entrevistas a lo largo de su vida, muy pocas se convirtieron en un “a fondo” con el periodista.

Pues hoy, con la ayuda de nuestro propio copyright, “rescatamos”, precisamente, una serie histórica en el periodismo del colorín.

Una serie de “Encuentros Exclusivos” que nos permitirán transitar por el más sincero perfil de esos grandes artistas que cada vez escasean más en el panorama nacional.

Lina Morgan (que el pasado 20 de marzo habría cumplido 81 años, fecha en la que se le tributaron merecidísimos homenajes  a su memoria) nos recibía, como decimos, para hablarnos –insólitamente ya que no era nada habitual en ella-, por ejemplo y en forma literal, sobre sus sentimientos más privados:

Tuve la suerte de vivir dos grandes amores pero no lamento que no acabaran en boda…

¿Y a veces no te encuentras un poco sola, Lina?

He de deciros que a veces me siento un poco sola pero en esos momentos me doy cuenta una vez más que la familia es todo en esta vida.

No te has casado pero…

¡¡No echo en falta marido ni hijos!! Hay mucha gente soltera y no pasa nada.

¿No pensaste nunca en adoptar?

No, tampoco adoptaría un niño (…) Sinceramente, más que una madre sería una abuela y eso no está bien.

A la hora de hablar de los suyos y sobre todo de su adorado hermano José Luis, verdadero pilar en la vida de una Lina que jamás pudo sobreponerse a su fallecimiento, nos dijo:

Nunca podré superar la pérdida de mi hermano José Luis. Quienes se han acercado, se acercan a tratar de consolarme, me dicen: “Tranquila Lina que el tiempo lo cura todo”.No es verdad ¡El tiempo no cura nada! (…) Cuando esto ocurre, sólo te queda o pegarte un tiro o seguir…Yo (con incalculable esfuerzo), elegí seguir porque pese a todo, he de decir que la vida es muy bonita y tarde o temprano, todos tenemos que dejar este mundo…

El próximo mes de agosto, se cumplirán dos años de la triste desaparición de Lina Morgan, una artista que como ella misma recordó en voz alta ante quienes le realizamos esta exclusiva comenzó su dilatada carrera “cuando apenas tenía 13 años y desde entonces me he venido entregando a esta profesión en cuerpo y alma; eso lo vivió palmo a palmo mi hermano y mi hermana Julia con quien comparto mi “día a día”. Nosotros hemos sido cinco hermanos…Los dos primeros murieron muy jóvenes y nos quedamos José Luis, Julia y yo. Y claro, Julia y yo nos profesamos un enorme amor de hermanas. Tengo la suerte de llevarme estupendamente con ella y es para mí como una segunda madre ¡La quiero con toda mi alma! Cuando ella llora, yo la consuelo; cuando me toca llorar a mí, es ella la que me consuela…

El reportaje que nos concedió, extenso y lleno de sinceridad, dado el espacio que ocupa esta sección, vamos a concluirlo deteniéndonos en la sencillez y humildad que ella tenía a pesar de haberse convertido en la reina indiscutible de su género. Sin embargo – a eso vamos-, en este sentido nos dijo sin dudar:

Se que en esta profesión no se llega nunca a nada. El que crea que ha llegado a ser algo, es que es un tonto. En esto: subes un escalón y lo vuelves a bajar. Subes dos escalones y, de repente, no se sabe por qué, vuelves a bajar esos escalones. Yo soy una mujer normal, tengo un teatro, el amor, respeto y cariño de un público que me llena del todo, pero cada día trato de devolver todo eso con igual amor, igual respeto y mayor dedicación y entrega.

 

                                                                                           Entrevista y Fotos© JB y LC / ALGENTE