Las lesiones tras marcar un gol…

 La celebración de un gol es un momento único: para el jugador que acierta, para quienes lo arropan y para la grada pero, curiosamente –tal como podemos conocer algunos detalles en nuestro inquieto Caleidoscopio– ese momento tan emotivo suele provocar lesiones, que sepamos, en muchísimos jugadores…

Y sino, transcribamos literalmente lo que encontramos en nuestro recorrido:

“Desde perder un dedo hasta imprevisibles consecuencias por culpa de una mala (exagerada-inapropiada) celebración que puede acarrear, como decimos, desde lesiones simples hasta complejas, llegando incluso a acabar con la vida de algún jugador”.

Repasemos algunos ejemplos transitando por casos concretos:

“La lesión del argentino Martín Palermo que ocurrió durante la Copa del Rey en un partido entre Villarreal y Levante al celebrar una diana  con los hinchas quienes, en medio de la euforia incontrolada, derribaron un muro que cayó sobre la pierna del jugador ocasionándole una lesión que le dejó varios meses inactivo con fractura de tibia y peroné”.

Otro ejemplo con Ibrahimovic como protagonista:

“Fue en el Milán cuando sufrió importantes daños en el hombro por haber agitado su brazo con tanta fuerza provocando que el hombro se saliera de su lugar teniendo que abandonar el encuentro”.

A pesar de tratarse de un amistoso contra Armenia en el que su selección ganó por 4-0, “ Benzemá, pese a celebrar un gol con cierta calma, tuvo que abandonar el encuentro después de que su compañero Griezmann se le montó por la espalda ocasionándole una dolorosísima lesión.”

“El suizo Chary Chappuis celebró emocionado su gol con el Buriram United contra Jiangsu Sainty en la Copa Asiática del 2014 “lesionándose su tobillo izquierdo al saltar…”

Ignacio Fernandez del River Plate, “en plena celebración chocó con un compañero provocándose un corte en la ceja”…

 Antonio Candreva al marcar con la Lazio contra el Palermo “se golpeó la rodilla y no pudo terminar el partido….

¡Y la peor tragedia en una celebración!: “La de Peter Biaksangzuala al celebrar con una voltereta en el aire su gol en la India fracturándose la columna… Falleciendo cinco días después…”Como vemos, las celebraciones tras marcar un gol, pueden convertir ese momento de euforia en lesiones de todo tipo e incluso en incontrolables tragedias.