La Palma: el volcán no dejará de ‘rugir’, y seguirá rugiendo en nuestros corazones al convertirse –desdichadamente-, en inolvidable.

“La naturaleza no es cruel, sólo despiadadamente indiferente. Esta es una de las lecciones más duras que un ser humano tiene que aprender”. (Richard Dawkins)

“Toda historia no es otra cosa que una infinita catástrofe de la cual intentamos salir lo mejor posible”. (Italo Calvino)

“La naturaleza hace que los hombres nos parezcamos unos a otros y nos juntemos…” (Confucio)

“Solo en el peor de los desastres conoce uno la auténtica valía de los hombres”. (Santiago Posteguillos)

“No se puede saber de lo que cada uno es capaz sino se pone a prueba”. (Publio Cornelio Escipion)

“Muchas cosas son improbables, solo unas pocas son imposibles”. (Elon Musk)

“El poder de un volcán cuando entra en erupción es tan evidente, tan visible, tan palpable…” (Werner Herzog)

“Es la arrogancia del hombre pensar que el hombre puede cambiar el clima del mundo. Solo la naturaleza puede cambiar el clima. Un volcán, por ejemplo”. (Tom DeLay)

Y como bien recordó el reconocido psiquiatra forense, Dr. José Cabrera en “Horizonte” de Cuatro, una reflexión del Papa Francisco…

“Dios perdona siempre, el hombre perdona a veces y la Naturaleza no perdona nunca”.