lunes, abril 22, 2024
Portadillas

La actriz nació en Kiev…

Milla Jovovich:

“¡Tengo el corazón roto!

Milla Jovovich, en todas esas producciones vivió los más variados argumentos, muchos de los cuales rompían el corazón del espectador pero hoy, en la realidad de la guerra y –como veremos- en su realidad que la carcome por dentro al pensar en familiares y amigos “por todo lo que viví en mis años juveniles”, la fotogénica-guapa-atractiva y consagrada actriz está soportando desde una impotente distancia  la ansiedad y un irremediable dolor al pensar en la ciudad donde nació: Kiev y por supuesto en toda la Ucrania que lleva en lo más profundo de sus sentimientos.

La guerra  –confiesa-, supera cualquiera de las historias que en las incalculables películas en las que ha participado, le hayan producido unas emociones tan fuertes como las que le están provocando los bombardeos en su país.

Ella misma, con lágrimas en los ojos, lo confiesa textualmente:

“Estoy destrozada por el dolor que me causa saber que mi país y mi gente están siendo bombardeados por lo que siento un dolor enorme, un increíble desconsuelo al saber que mis familiares y amigos están pasando por ese horror, tratando de buscar cobijo como sea”.

Sus padres se instalaron en Londres donde pasó su niñez, antes de trasladarse a Los Ángeles donde, siendo una cría, comenzó a trabajar como modelo hasta que le llegaron las primeras oportunidades para debutar como actriz en el filme ‘Encrucijada de pasiones’.

Más adelante se dio a conocer gracias a su personaje en el ‘Regreso al lago azul’ hasta que en el 97 protagonizó ‘El quinto elemento’, cuyo director, Luc Besson, se convertiría en su marido que la dirigió un tiempo después en ‘Juana de Arco’.

Milla lleva en sus espaldas una larga y exitosa trayectoria, no solo como actriz sino como directora de cine, cantante, diseñadora de moda y empresaria.

Su periplo con películas como ‘El hotel del millón de dólares’, ‘Ultravioleta’, ‘La cuarta fase’ o ‘Resident Evil’  la han convertido en una actriz mundialmente famosa.

Como dato biográfico apuntemos que su familia paterna era de buena posición. Su bisabuelo paterno, era noble, oficial de la Guardia real del Rey Nicolás I de Montenegro y la esposa de su bisabuelo se llamaba Milica, de quien Milla recibió el nombre.

La actriz estudió en escuelas públicas en los Estados Unidos pero siendo una niña abandonó la escuela para dedicarse como decíamos a su carrera de modelo donde, con el tiempo, también alcanzó el éxito en campañas de marcas muy importantes, siendo portada en más de cien revistas como Vogue y Cosmopolitan, Glamour, Harper’s Bazaar, In Style y largo etcétera.

Milla es hija de madre rusa y padre serbio. Su primera infancia la vivió en Rusia hasta que a principios de los 80, cuando tenía cinco años su familia se instaló, como decíamos en Londres hasta que decidieron vivir en los Estados Unidos: primero en Sacramento y en Los Ángeles, después.

En otro de sus mensajes, la actriz dice textualmente:

“Mi sangre y mis raíces provienen tanto de Rusia como de Ucrania. Me parto en dos mientras observo el horror que se desarrolla –repitió al tiempo que agregaba recordando lo que vivió siendo muy joven-: Recuerdo la guerra en la patria de mi padre, la antigua Yugoslavia, y las historias que cuenta mi familia sobre el trauma y el terror que experimentaron”.

Además de su propia solidaridad, nuestra protagonista a través de sus redes hace un llamamiento a esa ayuda que su pueblo necesita publicando una lista de organizaciones donde toda alma caritativa puede realizar su donación –de cualquier tipo- , por ejemplo: en el Fondo Internacional, en la Fundación Ucraniana, en la Fundación Return Alive, en el Fondo Humanitario de Ucrania, en Kyiv Independent, en las Fuerzas Armadas de Ucrania y en el Territorio de la Bondad.

Su instagram, su facebook, su twiter sacan humo ya que todo el mundo que la admira se hace cargo (a través de las redes) de esa herida que ella misma confiesa tener desde el primer estruendo.

Y suponemos que ese dolor se habrá acrecentado al saber que las tropas invasoras llegaban a su ciudad de nacimiento… ¡Kiev!

“¡Tengo el corazón roto!, dice y repite esta actriz que, una vez más –y si cabe ahora más que nunca- ha dejado en libertad su espíritu solidario en favor de las incalculables víctimas que siguen soportando lo inimaginable por obra y gracia de quien pareciera  no estar en sus cabales, invadiendo un país democrático que, de la noche a la mañana, se ha visto hundido en las penurias de una guerra que nadie sabe cómo –y con qué catastróficas consecuencias- podrá acabar.

“Por todo ello estoy partida en dos al ver cómo va avanzando el horror en mi adorado país…”

Ayudemos a Ucrania por cualquiera de las vías y plataformas dadas a conocer por los diferentes medios de comunicación.

ALGENTE con Ucrania.

                                                                       Bayres/ALGENTE/@millajovovich

                                                                       Imágenes Redes Sociales/ instagram/facebook/twitter/

                                                                       Filmografía: Milla Jovovich