lunes, abril 22, 2024
ContenidoEl FichajePortadillas

JORGE D’ALESSANDRO STOP A LOS INADAPTADOS.

En este nuevo encuentro quiero detenerme principalmente en algo que es verdaderamente inadmisible…

Y digo inadmisible con todas sus letras ya que, hoy día, con la capacidad de control que tiene la policía o las fuerzas de orden público para saber en todo momento quién va a territorios deportivos, cómo se pueden filtrar -¡¡y en sus mismas narices!!- esos grupos de inadaptados.

Sea como fuere: ¡Ahí están los hechos! Los tristes, lamentables y repudiables hechos.

Que se “citen” dos aficiones para golpearse o que simplemente actúen con un indefenso espectador (con su familia) y que tenga consecuencias lamentables. ¡¡Ver para creer!!

Inclusive vivir ese momento surrealista que se expande como reguero de todo tipo de agresividad en toda la infraestructura que rodea el espectáculo, ya sean bares aledaños, vendedores ambulantes o tiendas cercanas…Y no dar crédito a que cualquier escenario cercano al campo, se pueda convertir también en un territorio de inadaptados.

Increíble y, como ya he dicho: ¡Inadmisible!

Ante estas circunstancias innegables, creo que no solamente se debería prohibir el acceso al campo de este tipo de “afición” –por llamarla de alguna manera- sino que eso es algo que se debería dominar, controlar a todos los efectos.

Nadie duda de que, a pesar de todo, siempre existe la posibilidad de que se infiltre alguno de ellos pero, en solitario y no en masa, cuando no forman parte de un grupo masivo de inadaptados, son absolutamente inofensivos.

Pero claro, lo que sucede es que esta gente, en masa…

 

Se podrían tener infiltrados en la previa del partido que está programado con anterioridad, saber las posibilidades de movilización con un intercambio de información entre España y el resto de Europa… con las posibilidades que hay hoy en día de intercambio de información. Esta es la primera medida; la apertura del expediente comienza ahí, precisamente cuando surgen en el calendario estos enfrentamientos, que a partir de ahí hasta la fecha de la competición, suele haber un mes y creo que un mes es tiempo suficiente para hacer una programación ultradefensiva. Los Clubes deben tener el autocontrol de sus masas y la policía por lo que viene de fuera. Creo que están suficientemente remunerados todos los organismos para atender esta responsabilidad. En estos casos, es triste decirlo, no existe el diálogo. Creo que esto necesita rigor y mano dura, porque como efecto de choque, no hay otro idioma para dialogar con esta gente. Aquí lo importante es la prevención. Porque hay medios suficientes para prevenir.

 

Por eso, como decía, me extraña que con los medios que existen hoy en día, suceda esto.

Suceda lo que ha dado la vuelta al mundo. Imágenes impensables y más, al saber con anterioridad, que van a venir, que van a llegar con objetivos oscuros todos estos inadaptados a los que es menester plantarles un ¡stop! Frenar su barbarie pero antes…

 ¡Antes! de lamentar tanta vergüenza…