jueves, mayo 23, 2024
El FichajeFútbolVarios

JORGE D’ALESSANDRO: Regresan los futbolistas después de las vacaciones navideñas

¿Y DESPUÉS DE TANTO FESTEJO…QUÉ?  

Los jugadores –absolutamente todos: astros, estrellas y menos estrellas ¡todos!- de fútbol profesional, están en la hora de los títulos, en ¡la hora de la verdad!

…Por eso, a la pregunta: “¿Y después de tanto festejo, de tanto turrón y brindis, qué? ¿Van a rendir lo mismo? ¿No nos encontraremos con profesionales con cierto despiste?

Mi opinión no deja lugar a duda alguna acerca de lo que pienso y es que para mí, en los jugadores no hay despistes, porque es tal la profesionalidad que existe en este momento, que el jugador, realmente (y si hay alguna excepción, confirma la regla) no comete esos errores.

Ellos hacen un culto al cuerpo porque saben que es su principal arma para la competición.

Y muy poco profesional debe ser aquel jugador que descuide esa posibilidad porque, además de perjudicarlo en todos los sentidos, es una actitud que diría muy poco de él.

Eso sucedía en épocas pretéritas. En el “hoy por hoy”, un jugador, funciona de otra manera, tanto en primera, en segunda división como en todas las categorías en general ya que ese “culto” del que hablaba implica un profundo y gran respeto al cuerpo… ¿Por qué? ¡¡Porque es la maquinaria de la que depende para desarrollar su trabajo del que están pendientes miles de gargantas!!

No se dejan llevar por tentaciones.

No lo sé, pero digamos que posiblemente pueden reincorporarse a los entrenamientos con un kilo de más, pero sólo uno, de ahí creo que no pasa…

En lo que sí puede haber una pequeña dispersión es en el plano psicológico de aquellos futbolistas que no tengan una sólida fortaleza mental y que sí les afecte en algo el haber perdido la rutina, porque es evidente que la parte psicológica es muy importante en todos los aspectos de la vida. Pero ahora, lo subrayo: ha llegado la hora de la verdad, porque estamos en el momento en el que los jugadores se juegan toda la temporada.

Han disfrutado de sus familias y ahora nos toca a nosotros seguir disfrutando de ellos y del fútbol…