sábado, marzo 2, 2024
ContenidoEl túnel del tiempo

ISABEL PANTOJA: “ME OPERÉ LOS PECHOS PORQUE LOS TENÍA MUY GRANDES”

“Soy una mujer que necesita mucho cariño y mucho amor…”

Hay entrevistas y ¡entrevistas! como la que hoy traemos al “Túnel del Tiempo” en relación con Isabel Pantoja.

Hoy día la cantante apenas si concede reportajes y si los hace, seguramente es para hablar sobre temas pactados con alguna publicación que no tendrán nada que ver con los que hace años, por ejemplo, concedió al programa de la televisión argentina “Almorzando con Mirtha Legrand”.

Los profesionales por supuesto que lo recordarán pero hoy, entramos en el implacable Túnel para apreciar que lo que dijo entonces, nada tiene que ver con titulares aburridos y reiterados de la actualidad, ya que a lo largo de la carrera de esta mujer existen muy pocas expresiones de sinceridad con el periodista sobre temas privados y más valorados aun cuando lo que dijo lo manifestó en riguroso directo, escuchando sus palabras exactas y viendo los gestos con los que acompañó aquel recital de intimidades.

La comparecencia de la tonadillera ocurrió en el plató del Canal 9 donde los únicos periodistas que pudieron compartir dicho escenario en exclusiva, fueron los que hoy son directores de ALGENTE y allí, en Buenos Aires, pudieron fotografiar a Isabel (imágenes que ilustran estas páginas) y matizar con ella algunas de sus comillas que, como veremos, ahora mismo siguen siendo de interés.

Pero vayamos entrando en materia, poco a poco, en las “perlas” que nos regaló la irrepetible Isabel:

Estoy sola y muy triste…-dijo con la mirada perdida-.La soledad es muy dura y yo reconozco que lloro bastante cuando estoy sola entre cuatro paredes…

¿Qué debe hacer un hombre para seducirte?

Lo primero: ¡¡Que sea un hombre!! Pero… ¿Sabes qué pasa? Que Paco se murió en “la flor” de mi vida y tuve que criar yo solita a mi hijo con la ayuda de mi madre y eso…

Y “eso” marca, sin duda, pero vemos que tú, como dices: no puedes estar sola…

Soy una mujer que necesita mucho cariño y mucho amor…

Cuándo conociste a Paquirri ¿tenías novio, verdad?

Verdad…Cuando yo conocí a Paco salía con un chico…Estaba de novia con un chaval muy majo cuando me invitaron un día a Jerez donde él toreaba y fui…

Fui a verle torear con mi novio.

¿Cómo fue aquella primera toma de contacto con el torero? fue la pregunta que quedó en el aire a lo que Isabel respondió textualmente:

Recuerdo que Paco me miró…¡Yo también le miré! Y desde entonces supe que era mi gran amor.

Pero se habían visto antes…

Hasta ese día nunca nos habíamos visto… ¡Y pensar que me iba a casar con aquel novio!

¿Y entonces…?

Como pude le comenté a esa persona lo que había…Y él, con total comprensión, me dijo:

“Maribel, lo que yo quiero es que seas feliz”.

Llegamos a ser muy buenos amigos y yo comencé mi relación con Paco que sigue siendo el hombre de mi vida…

La extensa entrevista realizada, como decíamos, “en directo” y que hoy recordamos literalmente, discurrió por los temas más variados de la artista y fue así que, al hablar de sus cuidados estéticos, entre otras, hubo una pregunta que, al principio la dejó casi muda, por lo inesperada…

¿Es cierto Isabel que te operaste los pechos?

Ella, tras unos segundos de silencio sepulcral, se animó a responder de la forma que recordamos, palabra por palabra…

Sí, lo hice y me da mucha vergüenza decirlo…Me hice la cirugía porque tenía mucho pecho después de haber dado tanto de mamar a mi hijo…

Y a cont
inuación agregó con una “ocurrencia” que hizo que el estudio de este canal pionero se convirtiera en una carcajada generalizada:

¡¡Tenía las “lolas” muy grandes!! –es así como se conoce popularmente en Argentina el busto femenino-. Y por eso decidí reducirlas…Me las hice más chicas porque quería ser como antes, pero sin prótesis. ¡No las puedo mostrar! –agregó volviendo a poner el plató “patas arriba”- Pero yo les aseguro a todos que no tengo ninguna prótesis.

Y conociendo determinadas reacciones que ella suele tener con la prensa que la aborda, hay algo que comentó sobre su carácter que no deja de ser otra “pincelada” de agradecida sinceridad:

Tengo un buen despertar, no me suelo levantar de mal humor pero, como no tengo una doble personalidad, si hay que dejar que el carácter salga a la superficie pues… ¡Qué le vamos a hacer!


Una entrevista que vivimos in situ y que hoy –gracias al inefable “Túnel del tiempo”- la recordamos…Y la firmamos.

 

©Julio Bonamino/Liliana Cozzi/ALGENTE