sábado, marzo 2, 2024
El túnel del tiempo

GUILLERMO FURIASE

Eran tiempos felices para Lolita y Guillermo Furiase

Quién lo viera y quién lo ve al argentino Furiase comprando ropa para esa beba tan deseada en una tienda de Buenos Aires donde -antes de volar a España- coincidió con nuestra compañera Liliana Cozzi permitiendo que compartiera con él aquel momento que, como dijo, le emocionó mucho, “ya que vine a mi país para arreglar algunos asuntos inmobiliarios que tengo que formalizar en mi oficina y después regreso a Madrid pensando en esa niña que viene en camino”.

Al referirse a la ilusión de ser padre, Guillermo le confesó a Liliana en esta exclusiva publicada en un semanario español:

“Lolita y yo estamos muy mentalizados con la llegada de nuestra hija…” (hoy convertida en toda una popular Elena Furiase Flores).

¿Ya tenéis pensado el nombre?

“Tendremos que decidirlo una vez que la tengamos en nuestros brazos, cuando le veamos la carita, aunque seguro que no la llamaremos ni Lola ni Lolita”

¿Y cómo lo está pasando Lolita con unos kilos de más?

“No le ha importado nada; se cuida muchísimo y después de ser mamá, con lo activa que es se recuperará muy rápido en todos los sentidos”.

¿Seguirás llevando sus asuntos artísticos?

“Por supuesto. Nos esperan varios viajes para poder cumplir con los compromisos pendientes, aquí en España y en el extranjero”.

Después de posar en la tienda especializada en ropa de bebé para la autora de este reportaje (algo poco usual en Guillermo Furiase, al tratarse de una exclusiva espontánea), agregó con una sonrisa:

“De momento lo único que nos motiva es el nacimiento de nuestra pequeña. Lolita se pasa los días ‘hablando’ con la criatura ¡Es una madraza, aún antes del tan esperado alumbramiento!!

                                                                                             ©Liliana Cozzi/Bayres/ALGENTE