lunes, abril 22, 2024
El Fichaje

Golpe de energía

en la Champions

El Madrid, en 20 minutos épicos, muy propios de su casta y ADN, provocó el milagro en el Santiago Bernabéu, cuando sus mejores argumentos, una vez más, no fueron futbolísticos, sino emocionales. Entre el público y el espíritu de combate resolvieron una “batalla” cuando todo hacía pensar que lo más lógico era que fuese eliminado.

El Atlético de Madrid nos sorprende en su mejor versión en el mítico Old Trafford.

Y qué decir del submarino amarillo que dio un recital de fútbol ridiculizando y dejando en evidencia a la mayor decadencia del fútbol italiano en todas sus competiciones, corroborado además con el golpe mortal que le asestó Macedonia en la clasificación a los italianos dejándolos fuera por segunda vez consecutiva en una copa del mundo.

Qatar no será escenario para la squadra azzurra, víctima de su mala planificación y decadencia.

En la doméstica, el Barça ha resucitado…

De la mano de Xavi llegaron el sentido común, el criterio y fundamentalmente el rescate del que a la postre es su jugador más determinante o su mejor jugador: Dembélé, el apátrida.

No saben si está allí o aquí, pero ha saltado al terreno de juego con la mayor ilusión y ha provocado ser una de las claves para la resolución del Barcelona. Y con la mejor versión de Pedri, transformándose en el auténtico director de la ‘Xavineta’.

La mejor versión se dio en un clásico en el que el Barcelona se paseó por el Bernabéu con un 0-4 digno de las mejores gestas basadas en el orden, la organización y con un Pedri y un Dembélé inconmensurables.

Sumado a que la ausencia de Benzema en el Madrid, condicionó todo el dispositivo de Don Carlo que fue el gran responsable de todo lo que pasó sobre el terreno de juego: mala alineación, mala dirección de campo y muy poca reacción en el transcurso del partido. Son las 3 claves para que el Barcelona se paseara en el Bernabéu.

Y una pregunta:

¿Qué ha pasado con Bale?

Tras clasificar a Gales con sus 2 goles para la posibilidad de ir a Qatar, sigue siendo la gran asignatura pendiente de este Real Madrid.

Por lo demás, lucha implacable por el descenso, nadie se rinde.

Y por los puestos europeos, que nos darán 9 jornadas con emociones fuertes.

Decir que la liga está abierta es absolutamente un tópico. Creo que lo único que está garantizado es que el Madrid va a ser campeón de liga y el colista va a ser el Levante. Es decir, los dos extremos, el líder y el de la cola, son los únicos que podemos afirmar que van a estar en esa posición en la jornada 38.