sábado, mayo 25, 2024
El Caleidoscopio

GOLES EN PROPIA PUERTA

El Caleidoscopio de esta edición se detiene en algo que seguramente interesará a nuestros seguidores (a quienes agradecemos las más originales sugerencias que nos hacen llegar) sobre los denominados goles en propia puerta.

Existen cantidad de futbolistas que, como es natural, son reconocidos por sus impecables trayectorias, tanto en ataque como en defensa pero que, curiosamente (además de su buen hacer futbolístico) son conocidos por ser  los autores de la mayor cantidad de autogoles.

En ese sentido, el récord con 10 goles (salvo novedad u omisión) lo ostenta Ricardo Dunne, defensa irlandés, que vistió las camisetas de Everton, Manchester City, Aston Villa, y Queens Park Rangers.

El segundo, con 8 autogoles, es Ricardo Ferri.

Otra de las leyendas del fútbol pero también conocido por haber materializado 7 autogoles, es Franco Baresi, que figura en la historia del fútbol como uno de los mejores defensas luciendo la camiseta del Milán -además de haber sido una estrella en su selección-, pero sus 7 autogoles también le señalan en ese aspecto.

Jaime Carragher, uno de los jugadores más queridos de la historia del Liverpool, es reconocido también por 7 goles en propia meta que tuvo la desdicha de acertar en la Premier League.

Con un autogol menos, figura Manfred Kaltz, uno de los jugadores históricos del Hamburgo, campeón con su selección en la copa del 80.

Con 6 goles también tenemos que contabilizar a  Ferdinand, defensa del Manchester United.

Además, nuestro Caleidoscopio, se detiene en algunos casos insólitos que nos hablan de goles en propia meta pero rodeados de circunstancias muy distintas a las explicadas ya que, los que figuran en esa lista, solo tienen que ver con el hecho fortuito de sus autores…

Pero, cómo habría que calificar la actitud de un jugador de la Liga Ghanesa que convirtió dos goles en propia meta “para evitar que ganaran una apuesta en contra de su equipo”.

Según nos recuerdan los profesionales de la información que  se ocuparon de esta decisión “ocurrió en el partido Ashanti Gold-Inter Allies, con el segundo equipo como último en la clasificación, lo que provocó que muchas personas decidieran apostar en su contra, algo que no sentó del todo bien a algunos de los jugadores como el defensa Hashmin Musah quien se anotó dos tantos en propia portería  con el fin de arruinar las apuestas. El encuentro  finalizó 7-0”.

Como vemos, las curiosidades que se viven en los esperados noventa minutos, son interminables, pero algunas de ellas, lamentablemente, ensombrecen (más allá de la sonrisa que provoquen determinadas picarescas), la pasión que en cada jornada despierta el maravilloso mundo del deporte rey.