martes, abril 23, 2024
El CaleidoscopioPortadillas

“¡¡Elemental Watson!!” EL AUTOR DE SHERLOCK HOLMES FUE EL PRIMER PORTERO DEL PORTSMOUTH…

Hoy, nuestro inquieto Caleidoscopio se detiene en un personaje  -a nuestro modo de ver-: singular, irrepetible, como fue la vida, la profesión y las aventuras y desventuras de Conan Doyle: médico, Sir, espiritista y aunque parezca increíble (si bien llegaría a convertirse en un escritor de fama mundial) el primer portero de la historia de un equipo inglés.

Pero vayamos por partes.

Quienes conocen lo que vamos a contar, volverán a expresar, casi con seguridad, su aplauso hacia este ser humano dueño de un perfil multifacético y, los que no –sin duda alguna-, exclamarán un ‘¡oh!’ de sorpresa, mezclada con cierta incredulidad ya que cómo se puede ser “dueño” de tantas y tan diferentes vidas.

Conan Doyle, fue portero de fútbol en el equipo amateur Portsmouth Association Football Club, equipo que evolucionaría hasta convertirse en el actual Portsmouth Football Club.

Hasta aquí, nada sorprendente; pero… Vayamos agregando datos a la vida de nuestro protagonista, como por ejemplo que, además de lo dicho (médico y espiritista), Sir Conan Doyle, destacaba también como boxeador, como jugador de golf, de cricket y ya, en plan intelectual, como escritor…

Hasta este nuevo renglón, si bien hablamos de una persona con mucha “acción” en su vida, tampoco es como para que le pongamos un marco a su cuadro del ‘día a día’, pero…

…Ya que tenemos otro dato: que era escritor:

 ¿Cómo asimilar si nos vamos enterando que este personaje sin igual fue el autor del mítico Sherlock Holmes? ¡Sí, sí! Que fue él quien escribió tan sorprendentes historias…

Curioso, sorprendente, verdad. Un hombre que con sus historias se ha convertido en padre de la novela policial más trascendente, con el paso de los años y que, sin embargo, en Portsmouth, cuando inauguró su primer consultorio médico, era tan pobre que (como nos señala nuestro infalible Caleidoscopio) en aquella estancia alquilada atendía a sus pacientes en la sala de espera por falta de mobiliario.

Años más tarde, se hizo justicia y por el éxito obtenido tras dedicarse exclusivamente a su vida de escritor y a las apasionantes historias de S. Holmes, Sir Conan Doyle, pudo disfrutar de un progreso merecido, convirtiéndose en uno de los novelistas más interesantes de la literatura mundial, aunque tampoco abandonó la medicina realizando diferentes tesis y estudios que le llevaron a ser distinguido, en esta profesión así como en otras facetas culturales, sociales y deportivas.

De portero a autor de Sherlock Holmes…

“¡Elemental Watson!”