domingo, abril 21, 2024
El Caleidoscopio

“El CALEIDOSCOPIO”

Por Julio Bonamino

Repitamos por enésima vez…

¡¡No al racismo!!

Como habrán podido apreciar los seguidores de “El Remate”, en esta edición hemos dedicado esas páginas para repasar la vida de Vinicius que ha sido -y es- centro de hostilidades, profiriéndole frases humillantes y todo lo contrario a lo que propugna el fútbol bien entendido: es decir un rotundo…

“¡No al racismo!”

Hoy,  recordaremos otros nombres que igualmente han sido objeto de burlas y ofensas, como por ejemplo (y vamos a leer textualmente lo que nos ofrece nuestro imparable Caleidoscopio):

El lamentable racismo que vivió Roberto Carlos en el Camp Nou. Fue hace 26 años, en 1997, cuando el lateral carioca fue recibido con insultos y una pancarta donde le llamaban ‘macaco’”.

Vinicius, no sin razón, al repasar episodios similares, ha reflexionado en su cuenta personal, escribiendo: «El racismo en los estadios españoles ya existía antes de que yo naciera«.

Y qué no decir de otros países…

Vamos a detenernos en algunos ejemplos donde jugadores como Raheem Sterling, Kalidou Koulibaly, Romelu Lukaku, Moise Kean o Marcus Rashford, entre otros, han tenido que sufrir y soportar todo tipo de insultos. 

Nuestro Caleidoscopio nos recuerda, precisamente, que Marcus, al haber sido víctima de similares ofensas, provocó que un joven de 19 años, ingresara en prisión por haber escrito -hace ahora justo dos años“varios comentarios racistas en Twitter en contra del futbolista Marcus Rashford, un gesto por el que fue condenado a seis semanas de prisión por parte del Tribunal de Magistrados de Kidderminster”.

Clubes como el Real Madrid han puesto en marcha diferentes iniciativas condenando el racismo y, asimismo, como bien sabemos todos, los máximos dirigentes del fútbol mundial, no han escatimado las más diversas campañas con vistas a condenar estas deplorables actitudes, habiendo contado para ello (dentro de meritorias campañas) con los rostros más mediáticos de este deporte.

Sin embargo, grupos de inadaptados, prosiguen con este tipo de actitudes vejatorias que ‘sí o sí’ deberían ser desterradas de las tribunas de todos los campos de juego donde se practique el fútbol, uno de los mejores “inventos” de la humanidad, formando una sociedad global, unida en armonía ante el deporte rey, que no sabe de distinciones de razas.