sábado, marzo 2, 2024
Editorial

EDITORIAL_187

“Si quieres conocer el valor del dinero, trata de pedirlo prestado”.

                                                                            (BENJAMÍN FRANKLIN)

Entramos en un mes muy especial por estar cargado de matices, lleno de esperanzas e ilusiones, pero también de desoladoras circunstancias.

Un mes, umbral de un nuevo año que seguramente comenzará con promesas y proyectos personales (dejar de fumar, arreglar el armario, hacer ese viaje tan programado…), pero que, seamos sinceros: ¿cuántos días pasarán para que muchas de esas promesas y de esos proyectos que nos hemos propuesto…se desvanezcan?

No damos más ejemplos, pero no hace falta revisar mucho nuestras neuronas, para ‘adivinar’ el nombre de ciertos compromisos que nos habíamos propuesto y que habremos dejado de cumplir.

Algunos -no pocos- de los que levantarán sus copas augurando lo mejor, no podrán ocultar cierto miedo al fracaso, algo que paraliza el optimismo. A ellos vamos a recordarles una reflexión de Charles Agustín Sinte-Beuve que dice: El éxito consiste en vencer el temor al fracaso”.

Otros -y cada vez más-, tal como se halla la sociedad inmersa en un déficit galopante para la mayoría de los mortales, deben (obviamente) relacionar esa falta de logros materializados, con la escasez de una liquidez tan necesaria.

A ellos no hace falta que le recordemos la reflexión de Benjamín Franklin con la que encabezábamos esta editorial: “Si quieres conocer el valor del dinero, trata de pedirlo prestado”.

Irremediablemente ciertas son las dos reflexiones a las que habría que echar mucho voltaje en contra para que la vida no nos la amargue un dulce o, ya que estamos en Navidad y Nochevieja: ¡varios dulces!

¡Feliz Navidad y Feliz 2024 a todos!