jueves, mayo 23, 2024
EditorialPortadillas

EDITORIAL_185

                          “Por muy larga que sea la tormenta,

                           el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes.”

                                                                        (KHALIL GIBRAN)

Un mes muy puntual en cuanto a sentimientos, el que nos ha dejado, llevándose -aunque no los recuerdos que guardamos de cada uno de ellos-, a María Teresa Campos, María Jiménez y Pepe Domingo Castaño. Nuestro más profundo sentir, que hacemos extensivo a sus seres queridos y más allegados.

Y otra profunda tristeza, lejana geográficamente, pero cercana en el pesar de todos: los detractores terremotos de Marruecos que han destrozado familias enteras. Estuvimos con esos héroes anónimos que, con sus otros ‘héroes’: los increíbles perros adiestrados, partieron (así como en su día lo hicieron a Turquía) hacia Marruecos, para intentar salvar todas las vidas posibles ante ese azote que sufrió un país que recibió con los brazos abiertos, además, la ayuda humanitaria española.

En la presente edición de ALGENTE, hablamos de esa bendita solidaridad, así como de la Asociación de la Lucha contra el Cáncer que recientemente en Alcalá, organizó la Marcha contra esa enfermedad, contando con la participación de infinidad de espontáneos deportistas de todas las edades.

En citas como estas, se puede apreciar ese marco que hace valorar también en esas circunstancias, la inmensa labor social de la Asociación, algo tan necesario en la sociedad nuestra de cada día.

Y ya en otro orden de cosas pero -gratamente-, sin abandonar la palabra: solidaridad, decir que pudimos compartir en el Wizink Center, el broche de oro del cuarenta aniversario de Pimpinela que, con sus canciones, han emocionado a diferentes generaciones, pero también, ya con los pies fuera de los escenarios, detenernos en la titánica labor solidaria que Lucía y Joaquín han volcado durante años en beneficio de los niños desamparados, algo que no todos conocen y que provoca otro tipo de emociones en este mundo cruel que necesita de esa luz solidaria mientras pasan los terremotos, las tormentas y las injusticias …

Mientras subrayamos esa conducta tan de agradecer en los seres humanos, detenernos al mismo tiempo, en la puntual reflexión de Khalil Gibran, quien nos recuerda que: “Por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes”.