EDITORIAL_167

Cuando los ricos emprenden una guerra, son los pobres los que mueren”.

                                                                          JEAN PAUL SARTRE

La frase de Jean Paul Sartre apunta y da en la diana de la realidad ya que no se puede negar que “cuando los ricos emprenden una guerra, son los pobres los que mueren”  pero también podemos detenernos en otras dos sabias reflexiones firmadas por el mismo filósofo: “La vida comienza en el otro lado de la desesperación” y “Es mejor morir de pie que vivir de rodillas”.

¡Para elegir! ya que son tantas las voces que claman poder vivir en un entorno de tranquilidad que no caben ni en el más optimista de los pensamientos.

En esta edición de ALGENTE, ‘cuesta arriba’ por la huelga de transportes y por un sinfín de trabas que no sabemos aún cómo hemos podido sortear para que esta revista esté en tus/sus manos, nos basta leer con lupa algunas de las declaraciones de quien ocupa nuestra portada que, entre otras cosas -al regresar de su viaje a la frontera con Ucrania-, nos dice: “Tenemos la humanidad herida de muerte”.

Es lo que esta luchadora a quien hemos bautizado Sor Lucía ‘Solidaridad’ Caram, siente después de haber vivido momentos difíciles, crueles, injustos, dolorosos, al comprobar lo que ya sabía antes de llegar a la frontera con la guerra. Sin embargo, su ímpetu, su devoción, su entrega le hacen pronunciar un ¡gracias! enorme por haber devuelto la vida a cantidad de refugiados.

No hay excepciones para el sufrimiento como comenta la laureada y bella actriz internacional Milla Jovovich quien, como ucraniana y como mujer, asegura tener “¡el corazón roto!”

Dos emotivos reportajes que puedes leer en este nuevo encuentro.

Nadie da crédito a la incredulidad crédula, a la barbarie bárbara, a lo increíblemente creíble…

Gas-Petróleo-transporte-electricidad rompen todas las previsiones mientras millones de personas –rotas también- miran el horizonte buscando respuestas.

Es como si ese ser impensable, injustificado, amoral, quisiera destruirlo todo jugando a una ruleta rusa que gira en torno a las ilusiones que el verdugo habrá perdido en alguna otra guerra o tal vez en la infancia o en la adolescencia.

Un sofá freudiano seguro que nos daba la respuesta.

¿Qué hacer ante tanta locura aparte de apagar la luz, comprar aceite de girasol y..?

Aquí va nuestra querida revista para ayudar a pasar algún momento distraído en este desquiciado planeta por culpa de unos pocos… ‘Tu Revista’ sigue: gracias a unos muchos que nos hacen posible –hasta ahora- en días tan complicados.