domingo, junio 16, 2024
Editorial

EDITORIAL_152

“Ayer es sólo un recuerdo, mañana nunca es lo que se supone que es”.

                                                                      BOB DYLAN

Humor, mucho humor sin olvidar el sentido común es lo que nos tiene que acompañar en este flamante año en el que, como reflexionó Josh Billings, no deberíamos olvidar (entre otras muchas cosas), que “la vida consiste no en tener buenas cartas, sino en jugar bien las que uno tiene…”

Claro que no pocas veces, ni el más avezado jugador ‘sabe jugar bien las cartas que tiene’ y, por ello, deberíamos mirar también –aunque sea de reojo- lo que dijo Bob Dylan (que es la reflexión que nos acompaña arriba de esta editorial), según la cual: el “ayer es sólo un recuerdo, mañana nunca es lo que se supone que es…”

Aquí –si se nos permite decir-, se produce un cruce de interpretaciones en esta carretera llena de baches, esperando una agradecida mano de asfalto porque….Lo único que cabe desear, es que la mitad de esa frase sea real (‘ayer es sólo un recuerdo’) y que, la otra mitad (“mañana nunca es lo que se supone que es…”), ¡sea lo contrario! pues, claro que la sociedad entera necesita un mañana ¡sí! pero que no nos ofrezca dudas sobre ‘lo que se supone que es…’

Pero bueno, continuamos transitando por esa carretera semi-rota, parecida a la que llevó a Parriqui tras la cornada mortal hasta el hospital sin contar con un helicóptero ‘salvador’. Así lo analizamos en nuestro “Túnel del tiempo” que, de sólo recordarlo, pone los pelos de punta.

También ofrecemos una entrevista con Joaquín Prat, un crack de la televisión actual. Si lo viera su inolvidable padre practicando, en Quatro, un periodismo valiente y con argumento, destilaría orgullo por los cuatro costados. Bravo Joaquín.

En esta edición, se nos permitió abrir la puerta del exitoso Master Chef en Argentina para ver a Claudia Villafañe reintegrándose al programa después de velar a su ex marido: Diego Maradona que dejó una herencia ¿envenenada también? Parece que poco más o menos, al ver la que se ha armado en torno a sus millones, contratos y propiedades.

Y muchos otros reportajes, encuentros y secciones, mucho más allá de este circo de vida y de espanto que a ratos nos hace olvidar del maldito virus mundial.

Nacimos con la crisis y, a un mes de nuestro trece aniversario, continuamos transitando por esa misma carretera que sigue esperando una mano de asfalto. Feliz año y ante todo: ¡salud!