sábado, mayo 25, 2024
ContenidoEl CaleidoscopioPortadillas

ECOS MUNDIALISTAS

El mundial quedó atrás y de él podemos subrayar algunos nuevos mediáticos que, por sus resultados en Rusia, seguramente pasarán –ya hay ejemplos de ello- a formar parte de los habituales titulares de verano.

Otros cracks como Messi y Ronaldo, obviamente ya no van a compartir esa “puja” que solían protagonizar sobre todo en las tertulias televisivas al hablar de nuestra Liga.

Cristiano en Turín, tal vez –antes ó después y según le vaya- retomando antiguas declaraciones en las que se autoproclamaba “el más guapo” y, según decía en España, “por envidias” de ese calibre.

Messi, por su parte, no imaginamos cómo, tratando de sobrellevar algo súper difícil como es conseguir que, tras su “deambular” por Rusia, los amantes del fútbol vuelvan a verlo como antes ya que lo suyo fue poco menos que un descalabro psicológico pues, al consultarlo con profesionales de la mente (que traicioneramente puede agarrotarte cuerpo y espíritu), no contamos con una fácil explicación ya que, así como la ansiedad, los nervios, te pueden llevar al fracaso,  un marco mundial con varios ceros, sabiendo que el planeta está pendiente de ti, en vez de paralizarte, puede conseguir potenciar tus reconocidas aptitudes en lugar de aletargarlas o, como ocurrió con el 10 del Barça, directamente borrarlas.

Otros mediáticos como Neymar, Suárez, Griezmann y muchos más, no cayeron en ese pozo oscuro y alarmante a pesar de haber emulado el perfil de un trapecista sin red.

Lo intentaron, una y otra vez dejando una lectura positiva en quienes les admiran.

Messi lo intentó pero en mínima proporción respecto de lo que “natura le dio”·

Cuando el mister de la Selección española hizo entrar a Iniesta, hasta ese momento calentando asiento, algo insólito en aquel trascendental encuentro frente a los anfitriones, al instante, con dos o tres intentos, cambió la geometría de aquel aburrido e ineficaz ataque, tratando, por fin, de profundizar.

Como suelen decir los rioplatenses: “En la cancha se ven los pingos…”

De ahí el run run, el bla-bla en todas las tertulias sobre Messi –y algunos más- que perdieron la ocasión de su vida mientras otros han sabido aprovecharla aunque no tuviesen tantas medallas.

¡Viva el fútbol y viva la Liga Española de Fútbol! Una liga que seguramente seguirá siendo la mejor, sin Ronaldo y con Messi: ¿mermado?