jueves, junio 20, 2024
ContenidoPortadillas

Durante el especial de T5: “Cantora, la herencia envenenada”

DESTACADA MENCIÓN DE LOS DIRECTORES  DE ALGENTE 

Unos audios donde el abuelo de Kiko Rivera, padre de Paquirri y Teresa Rivera, hermana del torero en las que confesaban sus sentimientos sobre lo que estaban viviendo tras la muerte del diestro, se convirtieron en el hilo conductor del primer especial, “Cantora: la herencia envenenada” que T5 dedicó al tan debatido tema de la herencia de Paquirri y a la actual no-relación de Kiko Rivera con su madre.

Parte de esas cintas obtenidas en su día por Julio Bonamino y Liliana Cozzi, actuales directores de ALGENTE, fueron escuchadas en un plató de televisión en el que Kiko Rivera mostró una emoción  que entró en millones de hogares y que aún sigue coleando tras la emisión del segundo especial de este programa que, esta vez, nos mostró al padre de Paquirri en “La máquina de la verdad” y a una muy emocionada Teresa Rivera –en el plató- que no se cortó a la hora de juzgar a la que fue su cuñada y de aportar otros nuevos detalles sobre tan debatido tema.

Nuestros compañeros-directores nos comentan:

“Sobre los audios inéditos en televisión que sirvieron para abrir tantos temas pendientes contando con la voz del padre y la hermana de Paquirri, sólo nos cabe agradecer al destino que nos permitió entrevistarles para varios capítulos y que, que gracias a las cintas que les grabamos, Kiko pudo escuchar por primera vez a su abuelo y comprobar lo mucho que sufrió por él…Unas confesiones que, sin lugar a dudas, sirvieron para ablandar músculos –sobre todo los del corazón-, convirtiéndose en la  antesala para que el padre de Paquirri aceptara participar con Julián Lago en aquella especial “máquina de la verdad”.

Algunas de las “perlas” emitidas despejaron  varias de las dudas que pudiera tener Kiko Rivera al no haber leído, en su día, esas declaraciones de los Rivera que efectuaron treinta y tantos años antes  y que, tras ser publicadas, nadie objetó ni cuestionó.

Unas cintas que guardan las confesiones de una familia a la que sólo le interesó dejar a Paquirri en el lugar que merecía y que, a partir de ahí –como ya ha empezado a hacerlo- Kiko Rivera empiece a  recuperar “el tiempo perdido”…

Telecinco, indudablemente, ha conseguido realizar un programa magistral de periodismo cargado de connotaciones sociales y familiares con el que, Liliana Cozzi y Julio Bonamino, se sienten honrados “de haber podido contribuir con esas confesiones grabadas que, al dejarlas públicamente en libertad, emocionaron a medio mundo y en especial al sufrido Kiko Rivera”.

Después vino el segundo especial, la presencia de Teresa Rivera en el plató y las nuevas emociones

y datos sobre determinadas lagunas de tan espinoso, desagradable y controvertido tema.

                                                                                                        ©Bayres/ALGENTE

RECORDANDO AQUELLOS AÑOS…

TELEGRAMAS, UN CHRISMA NAVIDEÑO Y EL FAMOSO OSITO DE PELUCHE QUE PADRE E HIJA LE ENVIARON A KIKO POR NAVIDAD…

Una información que no se ha manejado en toda esta historia es el reiterado envío de telegramas que Teresa Rivera destinó a su entonces cuñada rogándole ver al ‘pequeñajo’. Esta documentación, como fuimos testigos, podemos incluirla en estas páginas, así como el famoso osito mencionado por varios colaboradores que padre e hija, en nuestra presencia remitieron a la viuda de Paquirri para que se lo entregaran al niño. Todo ese emotivo momento fue fotografiado por Liliana así como una tarjeta navideña en donde –como podrán leer- explicaban que los Reyes Magos habían llegado a casa de los Rivera para dejarle el osito que fue enviado el 18 de diciembre de 1990. Esa inolvidable entrevista  después se tornó en tristeza ya que el envío fue devuelto por la destinataria.

CANALES RIVERA COMPARTIÓ AQUELLOS MOMENTOS CON LOS AUTORES DE LAS MEMORIAS.

Julio Bonamino autor de las famosas cintas posando con Canales Rivera durante la época en la que nuestro compañero de ALGENTE compartió aquellas duras intimidades en “El Robledo” con la Familia Rivera.

UN BRINDIS CON EL PADRE DE PAQUIRRI

Una vez finalizadas las memorias, Liliana Cozzi, con don Antonio Rivera, padre de Paquirri que quiso brindar, agradecido, al haber podido contar toda su verdad.

RIVERITA “UN PAN DE DIOS”…

En otro de los momentos de las confesiones de su padre, vemos a Riverita, que entonces rebozaba salud, no como ahora que por desgracia se encuentra tan mal, posando junto a Julio Bonamino en ‘El Robledo’. Su presencia ‘regalaba’ buen humor a todos ya que era considerado ‘el pan de Dios’ de la familia.

 EL PRIMER Y UNICO ANIVERSARIO DE BODA DE LA PAREJA….

Cuando nadie presagiaba lo que el destino tenía reservado para esta pareja, Paco nos citó en su piso de la calle Ramón de Carranza en Sevilla a las 10 de la mañana del 30 de abril del 84, para que realizáramos unas fotos con motivo de su primer aniversario de boda, sin saber que iba a ser el primero y el último.

Bajó del piso en chándal y muy apesadumbrado nos dijo:

“Os tengo que fallar ya que habéis venido desde Madrid para nada: ¡Isabel no quiere bajar diciendo que tiene mal su cabello y no quiere fotos! No comentéis nada pero…si vais esta noche –nos susurró- a la Feria de Vejer de la Frontera, allí debuta su hermano Agustín hacia la una de la madrugada, entonces intentamos hacer el reportaje”.

Paquirri era amable y generoso ya que, para cumplir con su palabra, se ‘la jugó’ a espaldas de ella citándonos allí.

Al presentarnos en Vejer que estaba en fiestas, nos encontramos con que la actuación de Agustín fue un fracaso. Isabel culpó a la orquesta y se armó una gran discusión a voz en cuello entre ella y los músicos. Fue terrible. Paco encogía los hombros avergonzado y nos miraba como diciendo…’Os fallo por segunda vez `¡¡ella no quiere foto alguna, tiene un cabreo!! ¿No la veis gritar y gesticular?’.

Sin embargo, estamos viendo una foto de Isabel -de las varias que realizó Liliana Cozzi-sonriente y brindando por su aniversario.

¿Qué ocurrió?

La historia fue que ella se nos acercó y con los brazos en jarra, clavándonos la mirada, preguntó: “¡¿Y vosotros qué vais a publicar de la actuación de Agustín!? Si os olvidáis en el reportaje de lo que pasó con la actuación, hacemos las fotos”.

Y así fue. Como tampoco importaba tanto aquella omisión porque no pensábamos incluir la actuación en nuestro reportaje, nos volvimos para Madrid con las únicas fotos exclusivas del primer y único aniversario de la pareja tras haber presenciado una noche de tirantez entre ellos que nos sirvió para verificar de tú a tú, su tan comentado carácter. Como dijimos, lamentablemente, el 26 de septiembre, 5 meses más tarde, ‘Avispao’ acabaría con  la vida de este hombre que era la amabilidad y la cordialidad en persona. Después vendrían los desencuentros con el testamento, y posteriormente, las famosas memorias.