lunes, abril 22, 2024
El FichajeFútbol

COLUMNA “EL FICHAJE”

Ilusiones sin dinero… La gran utopía

La liga española se encuentra en una gran crisis. No hay dinero para fichar, por lo tanto, el señor Tebas, los dirigentes y los secretarios técnicos, tienen que desarrollar el ingenio porque no estamos vigentes en Europa; no existimos. Nuestros grandes fracasos en Champions demuestran la distancia que existe entre nuestro fútbol, la Premier y una renacida liga italiana.

En el Real Madrid, su fichaje estrella es Bellingham, un joven para reforzar la sala de máquinas y aportar frescura, con muchas dudas en su adaptación al estrellato, aunque sí hay materia prima. Se debate con si Mbappé sí o Mbappé no, con un concepto -más que futbolístico-, absolutamente ‘marketiniano’. Lejos queda aquel Moscú, con Francia campeona siendo Mbappé ‘Star’. El francés lleva dando tumbos desde hace 5 años en distintas competiciones, alimentando la ilusión de querer ser balón de oro. Con su proceder -al menos al escribir estas líneas- está cerrando el sitio a la figura de un número 9 que necesita el Madrid para reemplazar a su gran estrella: Karim Benzema… ¡El gran ausente! Para mí, el mejor 9 del mundo de la última década.

Por otro lado, el Barcelona, que -entre los que llegan y los que salen-, se ha convertido en un conventillo. No sabemos quién es de la plantilla, quién se va con coste cero, quién hay que amortizar, quién llega o a quién se ficha…  Gündogan, sí, después que Guardiola le ha exprimido hasta la última gota de su néctar; un Gündogan lejísimo de aquel director de juego del Dortmund, convertido en ese media punta que transpiró jugando y maquillando sus carencias físicas en el Manchester City. Y aterriza como gran estrella en ese low cost del Barcelona, cuando ya está súper amortizado el germano-turco.

A todo esto, el más beneficiado es el Atlético de Madrid -sobrio-, que ha encontrado el timón. Tras terminar como el mejor de la liga, todo está abierto para este Atleti en el que yo creo que el Cholo, va a mantener el pulso y no va a retroceder ya que, lo contrario, sería una enorme equivocación. Ha encontrado después del mundial (ya lo dijimos públicamente), una gran versión del mejor Griezmann y un equipo coral. Ficha bien. Fichó a Galán, un lateral izquierdo espectacular, del rincón de los modestos, un gregario el extremeño. La estructura de equipo está totalmente consolidada a falta de algunos retoques para mejorar a un equipo que es más equipo que un cúmulo de estrellas. Por lo demás, no hay dinero y los clubes ‘intercambian cromos’. Los departamentos de marketing son los grandes protagonistas, más que los directores deportivos, encargados de cómo quieren “engañar” a la afición para que renueve los abonos y mantener el fuego de una competición que, para mi modesto entender, sigue en caída libre.