jueves, mayo 23, 2024
ContenidoEl túnel del tiempo

AQUELLA YOLA BERROCAL…

Yola Berrocal, ahora otra vez disfrutando de renovada popularidad televisiva por su reciente paso por “Sobrevivientes”, disfrutó de días de rosas pero también de lágrimas, precisamente por su participación en un reality que estuvo plagado de enfrentamientos pero que, a la sazón, obliga a felicitar a sus creadores ya que el tirón de audiencia, como es natural, es lo que manda.

Ella, años atrás –como muchos lectores recordarán- subió hasta el máximo de popularidad al haber protagonizado titulares que la relacionaban con una presunta amistad con el Padre Apeles que acabó en los Tribunales habiendo sido acusada de un “delito grave de injurias con publicidad”.

Recientemente quien la “acusó”  de falsa y de varias cosas más fue Mila Ximénez, acusaciones que acabaron por derrumbar a una Yola que, “aunque de tonta no tienes nada”,  como no se cansaron de decirle a la cara, suele ser más que educada en el trato cercano, como nos lo demostró hace años recibiéndonos –lo podemos apreciar en este nuevo “Túnel…”- en la intimidad de su hogar, a cara lavada y tan sólo minutos después de despertarse.

Cada mañana doy gracias por estar sana –nos decía mientras desayunaba- y por contar con mi familia…Tener cerca a mis padres.

¿Cómo son tus desayunos?

¡Un placer! a base de zumo natural, un buen café con leche y alguna que otra fruta.

Sin duda, un placer diario del que no pudo disfrutar en Honduras ya que se quedó poco menos que “en los huesos”, a lo que tuvo que sumar la angustia sufrida por aquel entorno donde escasearon la buena alimentación y la “buena onda” entre ella y algunos participantes.

Como vemos, el “show-televisivo” en aquellas islas, no tiene nada de trampa ni de cartón, al contrario, ya que concursantes como Yola dependen prácticamente de sí mismos a la hora de sortear toda clase de obstáculos y, por supuesto, en la alimentación.

Vaya diferencia con la Yola de entonces, que nos decía:

Me encanta cuidarme la piel y el cabello y me mimo todo lo que puedo, tanto por dentro como por fuera. Dios nos ha dado un cerebro y un cuerpo…Cuidar el cuerpo al igual que la inteligencia entraña un sacrificio. ¡Hay que cuidar la mente y el cuerpo! Ya sabemos que…”Cuerpo sano en mente sana”.

¿Eres consciente de que mucha gente desaprueba el modo en el que te has hecho famosa?

Le preguntamos en relación con aquella noticia que tuvo tanta trascendencia a lo que nos contestó textualmente y así lo imprimimos en un semanario de tirada nacional:

No era mi propósito el ser conocida de ese modo.

Yola Berrocal, otra vez pisando esa popularidad que, según con el cristal  con el que se mire, tiene tantos efectos secundarios…

                                                                                        

 

                                                                                              ©ALGENTE

                                                                                         Fotos©Bayres