SONIA FERRER: “Sería genial encontrar a mi alma gemela”

Su programa en Telemadrid “De todo corazón” va camino de cumplir con éxito su primer año de vida.
Sonia Ferrer: atractiva, bella y dueña de una trayectoria profesional importante que –desde su debut- hasta hoy, le ha valido el respeto de público y prensa.

Acaba de cumplir años. Fue el pasado 26 de septiembre.

Te vemos estupenda, feliz Sonia: ¿Influye en ello… “De todo corazón”?

Por supuesto, tener estabilidad laboral y además trabajar en algo que te gusta ayuda mucho a ser feliz.

Después de “tantos kilómetros” en este mundillo ¿Cómo se consigue no caer en las telarañas de cierto tipo de prensa?

Hay distintas formas de contar el corazón. A mí “De todo corazón” es la manera que más me gusta. Pero creo que hay sitios para todos.

¿Qué es lo que más te gusta de tu programa?

Sinceramente lo que más me gusta es el equipo del programa. Haber encontrado un grupo de profesionales que están –todos- remando en la misma dirección. Evidentemente me gusta la manera  que tratamos las noticias. El tono, la imagen del programa y la cadena en la que trabajo. Pero lo que más me gusta, como os digo, es el equipo con el que me siento muy a gusto porque… ¡Son muy profesionales y me siento muy afortunada de trabajar con un equipo tan humano!

No es mujer Sonia Ferrer que se prodigue fácilmente en entrevistas “de tú a tú” pero al avanzar en la entrevista iremos conociendo a quien, a pesar de la fama, de la popularidad, maneja un verbo sencillo-cercano-agradecido y, sobre todo, mostrándose dueña de un perfil humano que la diferencia…

Eres joven y  cuentas con un gran bagaje como profesional

¿A qué edad empezaste?

Empecé en Barcelona con 20 años mientras estudiaba y luego con 23 me vine a vivir a Madrid y empecé en el programa ‘Gente’… pero de eso hace mucho tiempo…

Sonia se muestra radiante.

¿Dices los años que acabas de cumplir?

No tengo problema en decir mi edad, que va… ¡Acabo de cumplir 41 años! Pero ¿te gustaría tener menos edad?

Mentiría si dijera que no me gustaría tener 10 años menos. Pero la verdad es que me siento en forma y me siento bien ¡muy feliz con mi vida! ¡Muy feliz con lo que hago!

Sonia que tiene un timbre de voz afectuoso y que da la agradable sensación de cercanía -no hay más que verla en la tele- y mucho más (si cabe) al hablar con ella, agregó (y esta vez de todo corazón en estado puro):

¡En mi vida tengo lo más importante que es  mi hija! Y ella, desde luego, es mi prioridad.

O sea que en estos años, lo mejor que te ha pasado es…

Laura, Laura, no hay duda alguna. Ella es el amor de mi vida y es lo mejor que me ha pasado y lo mejor que vivo cada día. Ahora Tiene 8 años, una edad genial.

¿Y da miedo la adolescencia?

Por supuesto que da miedo. De todos es sabido que la adolescencia es una etapa complicada pero por ahora me centro en intentar hacer un buen trabajo ahora que es pequeña y no pensar mucho en el futuro porque todavía me queda…

Y porque su hija, como nos dijo, es su prioridad, Sonia vive en la piel de una auténtica madraza:

Por eso agregó- procuro aprovechar cada minuto que puedo pasar con ella fomentando mucho el diálogo y procurando que siempre sea tiempo de calidad.

A Sonia le gusta comunicarse, “hablar con la gente… Me gusta mucho hablar y me gusta la gente y esto es algo que llevo conmigo desde que era una niña  y eso es algo extraordinario en una profesional del medio, como lo es en el simple y llano papel de ser humano y, en su caso: de madre.

¿Qué otros proyectos atesoras para un futuro cercano?

En este trabajo, hace tiempo que aprendí que lo peor, es hacer planes a largo plazo. Así que por ahora nos quedamos a corto plazo. Yo me siento muy satisfecha con este programa que se está consolidando y orgullosa de estar en Telemadrid  que es una Cadena que ha vuelto a renacer con muchísima fuerza… Por eso me gustaría seguir creciendo en esta cadena a la que han llegado un montón de profesionales que saben muchísimo de televisión y en poco tiempo están poniendo a Telemadrid arriba en cuanto a audiencias y calidad de programación y eso, indudablemente, es lo que te impulsa a seguir creciendo junto a ellos y por supuestísimo seguir manteniendo “De todo corazón” que está funcionando de maravilla con unos resultados increíbles.

El cine (después de “Lisístrata”) y la telenovela “Luna negra”, donde interpretaste aquella madre soltera ¿son géneros que entran en tus planes?

También estuve un año haciendo una gira de teatro pero aunque ahora lo veo muy difícil, nunca se sabe…

Sonia es una profesional que desde sus primeros pasos artísticos ha sabido medir al milímetro cada uno de los episodios de los que es protagonista.

Quienes pasamos años en Barcelona, recordamos que comenzamos viéndola en  “Happy House”, serie que rodó para TVE-Catalunya.

Pero no vamos a enumerar toda su trayectoria ya que ha sido intensa, incluyendo –cómo no- sus ocho años en “Gente”, de Televisión Española.

¿Desde jovencita imaginaste que llegarías a destacar en tantos y diferentes trabajos?

Para nada. En absoluto. Sobre todo porque esa no era la meta que yo me había marcado. Mi vida profesional ha sido improvisar sobre la marcha tomando lo que (ahora, mirando hacia atrás, así lo veo) fueron buenas decisiones en cada momento.

Nuestra anfitriona es mujer que “pisa la tierra” ya que, como repite nuestro trabajo es efímero y como tal se puede acabar en cualquier momento… Esa inestabilidad no siempre se lleva bien pero por suerte tengo una tendencia natural al optimismo. Procuro poner toda mi energía en hacer que las cosas salgan bien y no preocuparme en exceso por las cosas que no puedo controlar. Soy consciente de la suerte que tengo y consciente de que se puede acabar”.

Los años pasan pero aquellas estampas de tu infancia, de tu adolescencia en tu barrio barcelonés de La Verneda, Sant Martí ¿Cómo las recuerdas?

Mi infancia fue una de las épocas más felices de mi vida y tengo la suerte de seguir conservando a mis amigas desde entonces.

Tú, feliz en la tele, y sin embargo, has dicho que a tu hija no le gusta mucho verte en pantalla, ¿por qué?

Es verdad. Si me ve en un momento dado le puede hacer mucha gracia pero no es algo a lo que ella dé importancia. En alguna ocasión que ha estado enferma y se ha tenido que quedar en casa, tras verme en la tele me decía que ‘¿por qué no me saludaste mamá?’ ‘Te estaba hablando y no me contestabas’. No era fácil explicarle que aunque la estuviese mirando no la estaba viendo. ¡Qué ternura! Al margen de esa anécdota de cuando era pequeñita, la verdad, es que no le llama mucho la atención.

¿Te ha comentad que quiere ser de mayor?

Uy sí: Tiene muchas aspiraciones, quiere ser espía, veterinaria, astronauta y también profesora…

Tras sonreír con ganas, a Sonia se le vuelve a iluminar el rostro cuando nos sigue hablando de su queridísima hija:

Mi hija tiene un discurso muy reivindicativo, la deforestación, la contaminación, la protección de los animales; a veces la escucho y me digo… Ay Dios mío… esta niña no va a acabar ni de astronauta ni de profesora, esta niña va a acabar en Greenpeace.

Seguimos recordando sin cronología pero sí como si fuera ayer, la agradable presentación que Sonia Ferrer aportó en aquella “Lluvia de Estrellas”, en  “Con voz y voto” junto a Melchor Miralles, en aquel “Campamento de verano” al lado del inolvidable Joaquín Prat y un larguísimo etcétera que nos lleva hasta su colaboración en el actual espacio presentado por Inés Ballester, “Amigas y conocidas” y a su “De todo corazón” en Telemadrid.

Una carrera Sonia, que también te ha llevado a transitar por el mundo de la moda: Tú, como modelo y periodista que también eres:

¿Qué opinas de que en un certamen de belleza como ha ocurrido con Miss América, por primera vez en la historia de estos concursos, no se permita a las participantes desfilar en bikini?

Lo que en principio me pide el cuerpo es pensar que es una hipocresía. En este tipo de concursos lo que se pretende es valorar la belleza física de alguien. Pero supongo que lo que están intentando es conseguir que el concurso englobe no sólo lo físico sino una parte más ligada a la personalidad, a la inteligencia, a la manera de ser. Cambiar la percepción de la belleza. Me cuesta creer que se puedan hacer estos cambios en un certamen de Miss o Mister pero el tiempo dirá…

¿España, a tu juicio, es un país machista?

Por supuesto que sí. Hay cosas que hay que cambiar y creo que vamos en una buena dirección. Vamos un poco lentos pero por lo menos nos estamos planteando cosas que no nos planteábamos antes.

Sonia Ferrer cursó seis años en la prestigiosa Academia de Ballet de París, Rosella Hightower. Habla inglés y francés (además del catalán y del castellano) italiano y, entre otros, ha realizado estudios de Técnico en Empresas Turísticas y de Locución, Redacción y Presentación en Radio y Televisión.

¿Vamos, que eres “casi casi” una mujer todoterreno?

Pues sí, la verdad es que sí. No tanto por mi capacidad en ciertas ocasiones sino por mi valentía, porque soy una persona lanzada… valiente y creo que esa es la esencia de un todoterreno. Alguien que es capaz de enfrentarse a cualquier situación que se le presente, otra cosa es que salga airosa. Pero por lo menos todoterreno soy…

¿Crees en el amor para toda la vida?

Claro que creo en el amor para toda la vida. Lo que pasa es que a mí me está costando encontrarlo aunque el amor no es sólo el amor de pareja. ¡Mi amor para toda la vida es mi hija! En el amor de pareja, sigo creyendo, pero es complicado porque las dos personas tienen que ir en la misma dirección. Requiere trabajo: hay que cuidarlo, mimarlo. Si quieres conseguir un amor de pareja estable y que funcione, un amor con complicidad… tienes que trabajarlo.

Sonia es una mujer, como decíamos al principio, bella por fuera pero –como hemos ido comprobando-, una mujer bellísima por dentro que, a pesar de esa falta de “buena fortuna” en el amor no cierra la puerta a que cualquier día el destino la sorprenda pero, como bien nos dice, es feliz con todo lo que le ha brindado la vida comenzando con la existencia de su adorada hija Laura.

¿Te gustaría llegar a mayor, cogida de la mano de la misma persona?

¡Por supuesto que me gustaría llegar a final de mis días y tener a alguien que me quiera, que me cuide, que me trate con respeto! ¡Que me quiera como yo quiero! ¡Me encantaría!

Y tras ponerse algo más seria aún, puntualizó:

A estas alturas de mi vida tengo claro que si no encuentro ese gran amor, tampoco pasa nada. No es una prioridad, porque las prioridades han ido cambiando a lo largo de mi vida. Y es que yo tengo una niña que es mi vida, una familia que es fantástica, un trabajo que me hace feliz cada día y además tengo unos amigos que lo valen todo también, por eso me siento afortunada. Estoy rodeada de gente muy buena, me siento muy completa.

Finalmente sobre este capítulo, aseguró:

Sería genial encontrar esa alma gemela pero si no es así: seré feliz igualmente.

A tu juicio: ¿Lo mejor de la España de hoy día?

La gente: los españoles. Sobre todo por su solidaridad y su capacidad de salir adelante.

¿Y lo peor?

No sé qué deciros… creo que los políticos.

Sonia Ferrer, una mujer que “cae de pie” al colarse en nuestros hogares a través de la pequeña pantalla y que atrapa, con su presencia y simpatía, en las distancias cortas.

 

 

                                                                                         © BAYRES/ ALGENTE www.algente.com

                                                                                 JULIO BONAMINO / FOTOS © LILIANA COZZI