RUPHERT_129

Espero que estéis viviendo un mes de Diciembre especial en el que el 8, la Inmaculada Concepción llega hasta nosotros como una de las más grandes. El 10, Santa Eulalia de Mérida, que fue una mujer que a pesar de ser una Santa muy fuerte, tuvo que soportar mucho sufrimiento. Un mes de Diciembre muy espiritual en el que hay que hacer limpiezas en las casas y en el cuerpo, para depurarnos y así empezar el año muy bien.

Estos últimos días me ha tocado vivir algo parecido a una montaña rusa emocional porque he estado rodeado de alegrías y de tristezas, por ejemplo por los trapos sucios que  han sacado sobre Marisol a quien yo peinaba en inolvidables momentos puntuales porque, si bien su peluquero era Fausto (que estaba de moda en esa época: él peinaba incluso a la Reina), cuando la acompañaba a los estrenos, ella quería que la peinase yo, porque como decía: yo era más moderno.

En aquellos años yo era menor de edad o sea que fijaros el tiempo que ha pasado.

Le tengo un cariño muy especial porque es una mujer tan guapa, tan simpática y tan cariñosa…Yo creo que nunca le agradecí lo suficiente a Fausto el que me llamase para peinarla en esas inolvidables ocasiones. Mi recuerdo acerca de Marisol, es maravilloso por eso sufro al ver lo que han estado removiendo en cierta prensa sobre sus años dorados en los que ella apenas era una niña…¡¡Me da mucha bronca!! Porque a Marisol, sencillamente, no se le puede sacar nada malo… aunque lo tuviera. Porque es la mujer más guapa del mundo, la mujer que supo ser estrella pero que también supo retirarse con mucha dignidad. Es la mujer que más admiro del ambiente artístico porque.¡¡Es Marisol! 

Por quien me alegro muchísimo es por Maribel Verdú, que está triunfando. Cuando  tenía trece años, mientras la peinaba -en aquella época se emitía el anuncio de «Ruphert, te necesito» que hice con Victoria-, me dijo: ‘Ruphert, yo te prometo que voy a ser más grande que Victoria Abril’. Desde  mi espacio en ALGENTE que es leído por tantísima gente y por la colonia artística, la quiero felicitar y decirle que a mí, su carrera me gusta más que la de Victoria Abril, por mucho que viva en París. Es una mujer linda, simpática y encima, es vidente ¿Por qué? por el simple hecho que en aquel entonces ¡ya sabía que iba a superar a la Abril! Y eso -por qué no- es una dosis de videncia…

Quiero felicitar también a Ely del Valle y agradecerle que me haya invitado a su programa de radio, donde nos hemos reído muchísimo todos, es una gran profesional.

He defendido a María Callas durante toda mi vida en todas las televisiones del mundo cuando la ponían verde, pero estoy feliz porque en el reportaje que emitieron en televisión de Montserrat Caballé, hablaba muy bien de ella, así que entre la película que se ha hecho de los reportajes de su vida y las hermosas palabras de Montserrat, ya no creo que nadie vuelva a hablar mal de ella y por tanto, no la tendré que defender más. El periodista y escritor Tom Volf ha investigado durante 5 años para hacer esta película que ya lleva un año en cartel y que está haciendo que todos la conozcan de verdad y algo parecido ha hecho Bárbara Braganza donde la ha puesto por las nubes.

A Ana Belén la peiné con unas ondas maravillosas y al verla en televisión, me he emocionado recordando aquel pelo rizado que yo le hacía. Porque los peinados más bonitos, se los he hecho yo a Anita Belén. Por último, quiero hablar de Carmen Maura, con la que ahora somos casi familia porque nuestros sobrinos se han casado con dos hermanas. Cuando en nuestros comienzos llegamos a Madrid -llegamos a la vez- la adoré. Ha sido una mujer maravillosa y toda la porquería que han publicado no me ha gustado nada… He llorado porque le ha costado mucho llegar y ha luchado  para ser la gran mujer que hoy es. Por ello pienso que muchos deberían ser más objetivos al hablar o escribir con cierta clase de verbo sobre muchas de nuestras grandes artistas.

…Feliz Navidad y que todos-todos-todos, entremos con el pie derecho en el nuevo año.